Las telecomunicaciones holográficas se hacen realidad gracias a la Universidad de Arizona

Holographic Telecommuting to Become Reality Thanks to U. of Arizona

Los investigadores de la Universidad de Arizona han ideado una pantalla holográfica que puede mostrar videos 3D en tiempo real. Antes, los hologramas en 3D fueron imágenes estáticas, pero las investigaciones llevadas a cabo pueden "proyectar una imagen 3D a color en un plástico especial usando un láser de flashes rápidos. La imagen se puede actualizar cada 2 segundos, suficiente para dar la sensación de movimiento", según dicen en Wire. La mejor parte de todo es que el video y las imágenes pueden enviarse por Internet en menos de un segundo, con lo que se podría hablar de "telepresencia holográfica". Escenas como la de la Princesa Leia en Star Wars, donde envía un mensaje de SOS a Obi-Wan Kenobi, ahora podrían ser un realidad gracias a esta tecnología. Click para ver el video en acción.

A diferencia de las tecnologías 3D tradicionales que se ven en películas de hoy en día como Avatar, las cámaras holográficas usan más cámaras para un ángulo de visión más completo; el 3D tradicional tiene una perspectiva para cada ojo, y el 3D holográfico puede usar hasta 15 perspectivas con 16 ángulos de cámara diferentes.

Para filmar un objeto holográfico en 3D, se colocaron 16 cámaras en un semicírculo alrededor del sujeto. Luego, el láser fue proyectado en un plástico desarrollado recientemente de nombre polímero fotoreactivo, cuyo material convierte la luz en cargas eléctricas que recrean y almacenan la imagen. Las cargas se mueven por el plástico de forma que la luz rebota desde el material.

Este nuevo material permite re-dibujar la imagen cada dos segundos. Hace dos años, podía ser re-dibujada cada cuatro minutos, y en otros dos años se espera que se pueda tener video en tiempo real que se refresque 30 veces por segundo.

Las aplicaciones de esta tecnología pueden ser muy variadas y los investigadores estiman que con más cámaras y más desarrollo, potencialmente el video holográfico en 3D podría llegar a los hogares en una década.