El mercado de los autos de lujo podría ofrecer una alternativa eléctrica a los que tengan la solvencia económica para hacer el gasto, y estamos hablando de la posibilidad de un Roll Royce Phantom eléctrico. Según Torsten Mueller-Oetvoes, el CEO de Rolly Royce, respecto de dicha versión “no vamos a tomar decisiones apuradas. Estaría mal para la marca y para nuestros clientes si tomamos decisiones sin explorar todas las opciones”. Actualmente el Phantom rinde apenas 15 millas por galón (6.3 kilómetros por litro), pero si pueden pagar el auto, de seguro que la gasolina no es un problema. Ojalá que una versión verde del auto salga a la venta; ser ultra rico no exime a nadie de hacer su parte para ayudar al medioambiente.

RELATED

Comentarios