¿Cómo se crea una sucesora de la Nintendo DS, esa consola que parecía “imprimir dinero”? En el caso de Nintendo, que vendió 146.8 millones de portátiles Nintendo DS durante poco más de seis años, es simple: lanzando la Nintendo 3DS, la primera consola que se ve en 3D que no necesita lentes de ningún tipo, y obviamente, se promociona como algo sin precedentes.

Con la 3DS, Nintendo espera otra vez revolucionar los juegos de video. Similar al retorno en gloria y majestad que tuvo el gigante japonés cuando lanzaron la Nintendo DS con sus pantallas dobles, y la Wii con los controles de movimiento, la apuesta de Nintendo apunta directamente a ganar los corazones de los jugadores, ya sean jóvenes o experimentados, con las 3D. A continuación, nuestro análisis de la nueva portátil de la casa de Miyamoto.

Contexto

Todo nuevo sistema tiene que tener un Ridge Racer de lanzamiento.

No es para nada fácil analizar una tecnología nueva, y sobre todo, cuando es la primera en su tipo a nivel masivo, pero aquí en Ubergizmo nos consideramos jugadores a medio camino entre el hardcore y el casual, casi como una muestra promedio de entre la masa completa de jugadores.

En general, hemos estado en el mundo videojueguil desde que los plomeros salvan a las princesas, y uno de nosotros ha tenido todas las Game Boy desde la original, con excepción de la Game Boy Pocket (n. del autor: la Game Boy Color era mejor). Ahora, eso no significa que somos fanáticos de Nintendo, ya que tenemos consolas de varias marcas, aunque probablemente en promedio la mayoría de nuestro tiempo de juego se hace mientras vamos de camino a otra parte.

Contexto histórico

Desde el desastre que significó ser la GameCube, la estrategia de Nintendo ha sido crear “océanos azules” en un mar rojo. No siguen las modas, porque su modus operandi es precisamente crear las tendencias. Nintendo pudo perfectamente haber creado una sucesora de la Game Boy Advance que fuera “más grande, más rápida, mejor”, pero no lo hicieron.

En un intento por reinventar la rueda -o en el caso de Nintendo, los controles- realmente sorprendieron a medio mundo con la DS en el 2004, una consola portátil con dos pantallas y la inferior táctil. Mientras tanto, en Sony estaban ocupados preparando su PlayStation Portable, que tendría gráficos similares a PS2, pantalla más grande y soporte para multimedia. A pesar de ser significativamente menos poderosa, la DS destruyó a la PSP, vendiendo más de 140 millones de unidades en todo el mundo. Luego se dió paso al modelo Dsi, con dos cámaras, y la más grande Dsi XL, lo que dió pie a las bromas de internet que sugerían que “imprimía dinero”.

De nuevo, en un intento por repetir la gracia, Nintendo lanzó la Wii en el 2006, una consola que practicamente era una GameCube en otra caja. Contra la Xbox 360 y la PS3, se veía hasta infantil, pero sus revolucionarios controles de movimiento probaron ser la nueva moda, llevando a Nintendo a vender 80 millones de consolas en todo el mundo, catapultándola al podio de las consolas caseras.

Queda claro que en Nintendo saben perfectamente lo que hacen, y por lo mismo, a nadie extraña lo de la 3DS. Nintendo escogió de nuevo tomar una ruta diferente, y en vez de tomar una consola super potente y meterla en una carcasa portátil, prefieren crear una nueva “experiencia” en 3D y que no necesite los famosos lentes para disfrutarse.

Diseño (Excelente)

La 3DS es casi del mismo tamaño que la DS Lite

Cuando Nintendo reveló oficialmente su 3DS, todos pensamos que despúes de la DS original, era la segunda consola más fea en términos de diseño. Ya no estaban las curvas suaves de la DS Lite que tenían un estilo “maquero”, pero a cambio de eso, después de ponerle las manos encima a la consolita, nos olvidamos de la parte meramente visual absolutamente. En cuanto a tamaño, la 3DS tiene prácticamente las mismas dimensiones de la DS Lite, lo que es bueno en términos de portabilidad (cabe en los bolsillos), y lo mismo, le sirve cualquier bolso de la ya antigua DS Lite. Las DSi y DSi XL siempre se sintieron algo grandes como para ser consideradas portátiles.

Lo primero que se nota a simple vista es que la 3DS es super brillante, un imán para el polvo y las huellas digitales, en lo que parece un paso atrás respecto de las terminaciones de la DSi. Les gusta, lo odian, o aprenden a convivir con ello.

El lápiz de la 3DS versus el stylus de la DS Lite

Por fuera, hay un par de cámaras VGA a 640 x 480 pixeles de resolución, para capturar imágenes en 3D y escanear las tarjetas de realidad aumentada (AR). En su parte trasera están los gatillos L y R, un puerto de carga de 4.6V, la ranura para las tarjetas de juego y el lugar de guardado del lápiz stylus, aemás de un puerto para luz infraroja. Al lado izquierdo está el control de volumen y una ranura para tarjeta SD, el puerto de audio de 3.5mm, mientras que en la parte inferior y a la derecha está el interruptor que enciende y apaga el Wi-Fi. Al abrir la 3DS, hay otra cámara VGA, parlantes stereo, y el ajustador de profundidad 3D.

En cuanto a botones, hay más de los que habían en la DS. El nuevo Pad circular y el Pad direccional estándar están a la izquierda de la pantalla inferior, mientras que los botones A/B/X/Y y el de encendido están a la derecha. Bajo la pantalla están los de Select, Start y Home (más abajo se detallan), y todavía se sienten algo duros, pero en general no presentan problemas para su uso.

Y por supuesto, está la pantalla ancha de 3.52 pulgadas a 800 x 240 pixeles de resolución en la parte de arriba, y la táctil de 3.02 pulgadas (320 x 240) en la parte de abajo. En general, la 3DS se siente bien sólida y robusta, y no parece que la bisabra se vaya aflojando después de mucho abrir y cerrar la cubiera, o que se vaya a soltar de las manos a pesar de sus terminaciones. La 3DS es un sistema que Nintendo parece haber construído pensando en calidad y durabilidad.

Funciones básicas (Buenas)

El ajuste de profundidad permite quitar todas las “3D” y que se vea como el 2D clásico

3D: Ver contenido en 3D tiene mucho de personal, por lo que la experiencia de uso será diferente para cada persona. No hay forma de decir que es bueno o que es malo, no: hay que probarlo por uno mismo. Para crear los efectos tridimensionales, la consola está equipada con una “barrera de parallax” en la pantalla, y los usuarios pueden ver 3D sin los lentes porque la pantalla usa una serie de rendijas o aberturas que dividen la imagen 2D en dos -cambiando los diferentes pixeles para cada ojo- y crean la imagen en 3D.

El efecto impresiona de primera, pero rápidamente uno se da cuenta que tiene sus detalles. Como toda la tecnología 3D, hay un punto exacto en el que ubicarse, en este caso, el centro de la pantalla superior de la consola. Si mueven la vista desde esa posición, la imagen se empieza a ver borrosa, y hay que tener en cuenta que si tenemos amigos observando ya sean los juegos o las imágenes, probablemente lo que ellos vean sea un desastre.

Ya hay gente que ha reportado dolores de cabeza y mareos con el efecto 3D de la consola, pero particularmente nosotros no sufrimos de estos problemas con la consola. Al contrario, varios de nosotros se acostumbraron rápidamente a su uso a las pocas horas, y ahora es relativamente fácil “calibrar” la vista cada vez que la usamos. Como mencionamos, algunos pueden disfrutar las 3D, y otros no, por lo que la experiencia siempre es muy particular para cada uno. Algunos jugadores incluso van directo a quitar el efecto con el ajustador de profundidad, mientras que otros hasta se rehusan a probarla, aludiendo a problemas visuales. Hay de todo.

También es bueno hacer notar que el efecto solo funciona cuando la consola se ve desde la posición tradicional, y que el efecto no funciona si se sujeta como si fuera un libro (o en juegos como Brain Age o Ninja Gaiden DS).

Interesantemente, con las luces apagadas el efecto de profundidad se percibe de mejor manera. No somos expertos ni mucho menos, pero es comparable a ver una película en el cine o a jugar a oscuras: los sentidos están más atentos, en este caso, a lo que se ve en pantalla, sin distracciones externas a las que prestar atención, aunque sea de forma inconsciente.

De nuevo, las 3D son geniales, pero también hay puuntos medios. Los más tradicionalistas pueden usar el ajustador de profundidad para desactivar el efecto y que todo se vea en las 2D de toda la vida. Como precaución, Nintendo recomienda que los menores de 6 años la utilicen sin las 3D, y también sugiere tomar descansos de 10 a 15 minutos cada una hora. Nuestro consejo es tomar siempre un descanso, o los ojos van a sufrir.

Calidad de Sonido: no hay mucho a lo que sacar jugo aquí. Los parlantes de la 3DS son bastante claros, pero no particularmente ruidosos al jugar. Aunque las bocinas producen sonido pseudo envolvente, no son rival en ningún caso para los sistemas del living. Eso si, las frecuencias bajas son bien notorias, y sin necesidad de usar audífonos.

Calidad de la Pantalla:

La imagen es nítida, pero podría tener más pixeles verticales...

Los 800 x 240 pixeles se ven bien en el papel, pero en realidad no son tan nítidos con el efecto 3D activado porque la imagen se divide en dos (una para cada ojo), por lo que la resolución real es 400 x 120. Si están jugando en 2D, ahí se obtiene la resolución real, pero aún así le pasa factura el bajo número de pixeles verticales. No se equivoquen: la pantalla de la 3DS es una gran mejora respecto a la de la DS, pero si los juegos no tienen antialiasing, queda en evidencia la falta de pixeles. En un mundo donde existen las pantallas Retina Display (iPhone 4), pantallas de 4 pulgadas en smartphones y hasta la NGP vendrá con una pantalla OLED de 5 pulgadas, la de la 3DS tiene un aire a generación pasada.

Controles:

Después de años y años con un pad direccional, la 3DS finalmente recibe un stick análogo, el pad circular. Está hecho de goma y realmente se siente bien; igual que en la PSP, es solo uno, y seguramente a mucha gente le gustaría que fueran dos. Esto último de verdad hace que se sienta algo antiguo, ya que actualmente todos los jugadores están acostumbrados al doble stick, y su principal competidora, la NGP, los incluirá de fábrica. Por otra parte, después de una semana de uso intensivo, la goma ya se empieza a desgastar. La culpa fue de Ridge Racer 3D.

Varias aplicaciones al mismo tiempo: la 3DS tuvo la chance de brillar con esto… pero lamentablemente no pudo ser. Dentro de una aplicación abierta se puede apretar el botón Home para volver al menú inicial, pero cuando tratan de abrir una nueva aplicación, el sistema fuerza a cerrar la anterior. Aquí nos hubiera gustado poder suspender un juego, abrir la aplicación de la cámara y sacar una foto, y volver al juego, pero lamentablemente no se puede. Será para la próxima.

Redes inalámbricas (Promedio)

Conectarse a la Internet en la 3DS sigue siendo poco amigable, tal como lo era en la DS. A diferencia de la Wii, que se puede conectar a Wi-Fi via WEP y WPA2, la 3DS lo hace a través de WPS o AOSS. Los que no sean super entendidos del tema de configuraciones de redes caseras, podrían tener problemas gracias a los diferentes protocolos en juego.

Dejando de lado el Wi-Fi por el momento, la nueva característica inalámbrica en la 3DS es el StreetPass. En resumidas cuentas, este StreetPass es un protocolo inalámbrico punto a punto (peer-to-peer) que está siempre encendido y corriendo en segundo plano. Por ejemplo, si llevan la 3DS en la mochila, cuando estén cerca de otra 3DS con StreetPass los dos dispositivos harán intercambio de datos. Por ahora, el StreetPass está algo limitado, pero la aplicación StreetPass Mii Plaza es bastante entretenida, ya que se pueden cambiar o coleccionar Miis de los demás, coleccionando con esto monedas virtuales que se pueden usar en un juego de puzzle o en un minijuego tipo RPG que pone a los Miis a pelear contra fantasmas y recolectando sombreros. Lamentablemente, en una ciudad como New York donde pasean millones de personas por días, apenas pudimos toparnos con dos Miis en StreetPass, uno de un niño en una Nintendo Store, y otro que sospechamos estaba en una tienda BestBuy. Por ahora, tenemos StreetPass apagado para favorecer la duración de la batería.

Software incluído (Excelente)

En este juego de Realidad Aumentada hay que dispararle a los blancos para derrotar a un dragón

Hay bastantes cosas que vienen incluídas en la 3DS, y realmente buenas. La aplicación de la cámara, un reproductor musical, un juego de disparos de nombre Face Raiders con el que -como el nombre lo dice- hay que dispararle a nuestra cara, los juegos de Realidad Aumentada, y un registro de actividades.

Aplicación de música

Uno podría pensar que la 3DS es solo para jugar, pero Nintendo la considera como una experiencia de entretenimiento en el bolsillo, y como la PSP de Sony o el iPhone de Apple, el valor agregado está en poder hacer algo más que solo jugar. Y como pudiésemos esperar, Nintendo le pone su toque especial al software de la 3DS; desde los visualizadores estilo StarFox y ExciteBike del reproductor músical, hasta el aparentemente aburrido registro de actividades en el Activity Log, todo tiene ese aire a Nintendo y su historia, desde la NES a la Wii.

Los juegos de lanzamiento (mejorables)

Sin títulos “grandes” como Super Mario, y con The Legend of Zelda: The Ocarina of Time 3D, Resident Evil: The Mercenaries 3D o Dead or Alive: Dimensions todavía algo lejos de su lanzamiento, parece que la elección de juegos a comprar para la nueva 3DS va a ser algo complicada, al menos de momento.

En nuestra opinión, actualmente el juego que mejor se ve en la consola es Street Fighter IV 3D Edition, que increíblemente se ve muy parecido a las versiones de Xbox 360 y PS3. Pero para los que ya tengan el juego en esas consolas, a menos que quieran jugarlo con el efecto 3D y en una pantalla más pequeña, no es una compra recomendable a ojos cerrados. Sobre todo porque no es un juego nuevo, sino más bien una versión reducida con algunas características extra.

Lo bueno es que los antiguos juegos de la DS son compatibles con la 3DS, por lo que el catálogo no se queda totalmente corto, y hay harto para elegir. Aunque de nuevo, la idea de una consola nueva no es jugar juegos antiguos precisamente. Cosa de cada uno.

Cámeras (Pobres)

Con las cámaras de la 3DS se pueden sacar fotos en 3D.

Ya mencionamos que las tres cámaras (dos frontales y una interior) son VGA, lo que significa que tienen 0.3 megapixeles y capturan imágenes a la anticuada resolución de 640×480. Incluso los teléfonos celulares más baratos hoy en día tienen una cámara de 2 megapixeles, por lo que incluír tres cámaras con baja resolución y sin enfoque automático parece inaceptable para el año 2011. La aplicación de la 3DS permite sacar fotos y guardarlas en los 128MB de memoria interna, o en las tarjetas SD de 2GB que vienen incluídas (se pueden usar tarjetas SD de hasta 8GB). Eso si, con las cámaras exteriores se pueden sacar fotos en 3D.

Imagen capturada con la cámara posterior de la Nintendo 3DS (tamaño y calidad original)

Imagen capturada con la cámara de 5 megapixeles del iPhone 4 (redimensionada)

Una vez capturadas las imágenes, se pueden editar con filtros tipo graffiti, agregar estampas (que tienen un efecto de sonido bastante chistoso), texturas 3D, agregar texto, etcétera. Es una interesante característica a la que pensamos que se le sacaría másjugo, pero después de unas horas queda de lado y todo gracias a la baja calidad de las fotos que se sacan, sin importar las condiciones de luz a las que se tomen. Por ahora, nos imaginamos que los fanáticos de los stickers estilo japonés sí disfrutarán de esta función (al menos más que nosotros).

Duración de batería (muy baja)

Nintendo dice oficialmente que la batería dura de 3 a 5 horas, pero en nuestras (rigurosas) pruebas, logramos sacarle 2 hras y 42 minutos con una sola carga, jugando Ridge Racer 3D con las 3D al máximo, StreetPass encencido, y el brillo de la pantalla también al máximo. Comparando la 3DS a sus antecesoras, se queda totalmente corta, ya que la DS/DSi/XL llegaban en promedio a dar 8-10 horas de juego (en nuestras pruebas), y la 3DS apenas llega al par de horas, algo bastante bajo para lo acostumbrado.

Obviamente, la duración puede variar dependiendo de las diferentes configuraciones a las que se use la consola, y con reducir el brillo, las 3D, apagar StreetPass, etcétera, se puede llegar a unas cinco horas de duración. Con una carga completa, pudimos hacer un viaje de dos horas y media (de ida y vuelta), y alcanzamos a regresar justo para llegar a recargar la 3DS, pero como comentamos antes, nosotros usamos la consola principalmente para jugar en viajes relativamente cortos. Eso si, los que quieran llevárselas para un viaje más largo o un vuelo entre continentes, bien harían en llevar una batería extra.

Conclusion (Es mejor esperar)

La 3DS es una sucesora digna de lo que fue la DS, pero no podemos recomendarla a ciegas actualmente. Los motivos principales para no hacerlo serían sus juegos de lanzamiento (escasos), su precio (USD $250 en Estados Unidos), y la duración de su batería; aparte, lanzarla sin un Mario es para nosotros un error que nos recuerda inmediatamente a la GameCube. Por ahora, la 3DS es una buena muestra de lo que se viene en el futuro, pero sin todo lo bueno que puede llegar a ser, al menos hasta su primera actualización de firmware: navegador web, eShop, Consola Virtual para juegos de Game Boy, películas y trailers en 3D, etcétera. Algunos incluso creen que el lanzamiento de la 3DS fue algo apresurado, para inflar los resultados financieros de cada cuarto, y de paso, evitar la confrontación directa con la futura NGP, algo con lo que particularmente nosotros estamos de acuerdo. La 3DS perfectamente podría convertirse en el gadget del año, y sobre todo para cuando lleguen las navidades, pero no es algo que tenerlo ahora sea practicamente una obligación. Una vez que Nintendo haga algo con la duración de la batería, y sobre todo, baje un poco el precio, las cosas van a ser mucho mejores, pero hasta entonces, con la Nintendo DS en cualquiera de sus sabores más nuevos es suficiente.

RELATED

Comentarios