Según los críticos, Duke Nukem Forever no es un muy buen juego

dukenukemforever-cover

Duke Nukem Forever tuvo la extraña oportunidad de cumplir con las expectativas de todos; el juego fue, literalmente, vaporware hasta que Gearbox y 2K Games lo recogieron y decidieron terminar el desarrollo que había empezado en el lejano 1997.

Ya se han visto varios trailers del juego y se veía todo con el humor tan conocido de Duke. Desafortunadamente, en un mundo dominado por Call of Duty, Battlefield o BioShock, no hay lugar para un juego de las características del susodicho Duke Nukem Forever. Según Metacritic, está llevándose un promedio de 68% en PC, 60% en Xbox 360 y 58% en PS3. Y mientras ninguno de estos números son tan definitivos en cuanto a calidad, sí sirven para ver si realmente vale la pena gastarse el dinero en esto: en el caso de DNF, los análisis dicen que no.

Eso si, los que ya lo tengan reservado deberían irse olvidando de cancelarlo. De todas maneras vale la pena echarle al menos una probadita, y tomando en cuenta que ya se está lanzando en varias partes del mundo, no hace daño llevárselo a la consola o el PC respectivo.