Estímulos eléctricos en el cerebro podrían ayudar en el proceso de aprendizaje

faster-learning

La próxima vez que necesiten memorizar algo en particular, quizás podrían amarrarse a una silla eléctrica. Ahora, hablando en serio, esto no debiera intentarse bajo ninguna circunstancia, a pesar de que se sepa que estimular el cerebro con electricidad puede aumentar la velocidad de aprendizaje.

En realidad, el tema pasa por la aplicación de una cantidad de corriente muy pequeña en lugares específicos del cerebro, que podrían ayudar en el proceso de aprender algo, o al menos que sea mucho más fácil. Esta investigación fue realizada por gente de la University of Oxford, que estudiaron el cambio en la estructura cerebral en adultos sanos y en pacientes que hayan sufrido algún tipo de infarto. El cerebro es un órgano muy flexible, y puede reorganizarse a sí mismo, creando nuevas conexiones y reasignando tareas a diferentes áreas; básicamente, se “sana” cada vez que hay algún tipo de daño en una región, o cuando se practica una tarea específica.

Esta es una técnica no invasiva que seguramente mucha gente querría experimentar si le ayuda a tener una mayor capacidad cerebral, siempre que eso no signifique aumentar el tamaño del cráneo.