¿Qué harías si estuvieras infeliz con el contrato de tu smartphone? La mayoría de las personas probablemente no harían nada, quizá solo intercambiar algunas palabras fuertes con el empleado, pero por lo general creemos que no pasaría a mayores. Un hombre llevó las cosas al extremo el Sábado, se trata de Jason Codner de 42 años y residente de Salford, Inglaterra, ya que se encontraba molesto por el hecho de que el empleado se negó a darle el reembolso que él exigía, a pesar de que esto no está permitido por los términos y condiciones de T-Mobile. Por este motivo comenzó a destruir físicamente la tienda, lanzando al suelo teléfonos y pantallas que se encontraban en las paredes además de comenzar a disparar los extinguidores por la tienda.

El incidente sucedió en la tienda de Manchester en Inglaterra. Afortunadamente, nadie resultó herido en el altercado y el hombre ha sido acusado por daños criminales y delitos de orden público. Con los precios de los planes incrementándose, y con los problemas económicos en Europa y en Estados Unidos, ¿será que seguirán ocurriendo este tipo de incidentes públicos? Quién sabe, pero esto es algo que definitivamente T-Mobile y otras empresas proveedoras tendrán que tener en cuenta en el futuro. Pueden darle un vistazo al video a continuación.

RELATED

Comentarios