Un ciudadano francés accidentalmente traspasó la seguridad del Banco Central de Francia (Banque de France) a través del teléfono y fue acusado por las autoridades francesas de “hackear” la central del banco y activar un “apagón” de 48 horas de ese sistema de cómputo en particular que estaba encargado de manejar archivos de endeudamiento de los consumidores (básicamente las personas marcadas con un mal historial crediticio).

El hombre trataba de lidiar con el sistema de soporte telefónico pagado por el consumidor, y buscando en foros de Internet encontró lo que él pensaba era una línea directa a los empleados del Banco Central (si, en Francia tienes que pagar por la mayoría de las formas de soporte telefónico). Cuando el sistema automático le preguntó la contraseña, el hombre ingresó 123456 y funcionó – logró traspasar la seguridad del banco central.

Y la cosa se pone mejor: de acuerdo al abogado del hombre, 654321 también hubiera funcionado. Parece que la contraseña del Banco Central de Francia utilizaba una suma de comprobación basada en adiciones u otros métodos muy simples… (lol, increíble). Cabe mencionar que el hombre fue declarado inocente por la corte de Francia y que los hechos sucedieron en el 2010, y apenas hasta ahora fue arrestado por la policía.

RELATED

Comentarios