Un punto positivo cuando un dispositivo retrasa su llegada al mercado podría ser este – en la mayoría de los casos será mucho más avanzado en especificaciones técnicas en comparación a lo que originalmente estaba planeado, sin mencionar que el equipo de desarrollo tiene más tiempo para pulir y optimizar el software. La consola Ouya es un ejemplo de esto, en donde esta consola de videojuegos de USD$99 se anunció con Android 4.0 Ice Cream Sandwich como sistema operativo, y ahora se ha confirmado que se distribuirá con Android 4.1 Jelly Bean.

Además de eso, Ouya también compartió que ya recibieron los primeros tableros de circuitos impresos, por lo que el equipo será capaz de distribuir el kit de desarrollo para las empresas interesadas durante el mes de Diciembre. Esperamos que los más de 8 millones de dólares en fondos reunidos mediante la campaña en Kickstarter sean bien aprovechados, y ya lo veremos cuando esta consola impulsada por un procesador quad-core Tegra 3 se ponga disponible a principios del 2013.

RELATED

Comentarios