El problema con comprar gadgets de segunda mano es que nunca sabrás si el dueño anterior se aseguró de borrar todos sus datos antes de revenderlo. Algunos quizá lo olvidan, otros ni se molestan, mientras que otros asumen que es tarea del comprador. En cualquier caso, de acuerdo a un reporte de 9News, parece que un niño de cinco años obtuvo más de lo que pensaba con el Nintendo 3DS que recibió como regalo de Navidad. Si, parece que el dueño anterior olvidó borrar su colección de pornografía (nueve imágenes para ser exactos) cuando lo vendió a Gamestop, en donde la tienda olvidó revisar el contenido antes de ponerlo nuevamente a la venta. La tienda se disculpó con la familia y a cambio ellos recibieron un nueva Nintendo 3DS libre de pornografía.

RELATED

Comentarios