La compañía distribuidora y desarrolladora de videojuegos THQ ha tenido un par de años complicados, con muchas personas señalando a la tablet uDraw como una de las razones principales de su caída, y parece que las cosas se harán más difíciles ya que la empresa se ha declarado en bancarrota.

THQ ha llegado a un acuerdo de compra de activos con Clearlake Capital Group con la firma de capital privado “para adquirir sustancialmente todos los activos de los negocios operativos de THQ, incluyendo cuatro estudios propiedad de THQ y sus juegos en desarrollo.”

El CEO de THQ Brian Farrel aclara un poco la razón de tomar esta decisión:

“La venta y la declaración eran los pasos necesarios para completar la transformación de THQ y el posicionamiento de la compañía para el futuro, mientras seguimos confiando en nuestra cartera existente de juegos, la fuerza de nuestros estudios y el amplio talento que existe en THQ.”

THQ espera que el proceso de ventas se complete en 30 días sin despidos y que sus empleados sigan trabajando en sus próximos títulos. Todos los estudios de THQ permanecerán abiertos, lo que es buena noticia para los fanáticos de THQ que han estado esperando algunos de sus próximas lanzamientos, como South Park: The Stick of Truth.

 

RELATED

Comentarios