¿Conocen ese dicho popular que dice que si te portas mal durante el año no recibirás regalos en Navidad? Bueno, parece que de cierta forma esto se hizo realidad para un niño cuando su mamá le compró una Nintendo 3DS en Walmart. Desafortunadamente, en lugar de recibir la consola en la caja, su madre descubrió que la caja estaba repleta de rocas. Aparentemente la 3DS que adquirió era seminueva, y los descuidados empleados de Walmart no revisaron el contenido de la caja antes de volver a ponerla a la venta. Esta no es la primera ocasión que escuchamos de tiendas que no revisan el contenido de los productos seminuevos, y quizá recuerden que la semana pasada les reportamos de un niño de cinco años de edad que descubrió que su Nintendo 3DS tenía pornografía que su anterior dueño olvidó borrar, y en donde los empleados de Gamestop no lo revisaron antes de ponerlo a la venta. Como disculpa, Walmart le otorgó a la mamá una nueva 3DS. Si bien no hay nada de malo en comprar artículos seminuevos, suponemos que lo mejor es asegurarse de que lo que compran es un artículo genuino.

RELATED

Comentarios