Por mucho que queramos creer que un día los juegos se venderán por menos de USD$60, parece que será algo que no sucederá pronto considerando que las consolas de siguiente generación ofrecerán gráficas mejoradas y más opciones de las que podamos imaginar. El mercado de juegos usados es muy exitoso porque hay personas que prefieren esperar por jugar lo más reciente con tal de comprarlo más barato tiempo después, pero una nueva patente de Sony podría poner fin a todo esto si es que la información resulta ser cierta.

De acuerdo a una patente de Sony registrada en Septiembre de 2012 que fue dada a conocer en los foros de NeoGAF, la compañía quiere introducir una tecnología que etiquetaría un juego con la cuenta o máquina del usuario para poder decir si el juego ya ha sido usado anteriormente.

Anteriormente se utilizaban “Season Pass” o métodos que requerían que el usuario enviara una contraseña o similar a un servidor de autentificación remota, pero la nueva patente trabajaría de forma diferente.

El sistema funcionaría de forma similar a como funciona la tecnología NFC, validando los discos de juego mediante el uso de una etiqueta (tag). De esta forma, la etiqueta almacenaría información que indicaría si el disco ha sido reproducido en otra consola, lo que permitiría bloquear su uso.

Conocemos a compañías fabricantes de juegos que han tratado de lidiar con las ventas de juegos usados al compensar a los jugadores que compran una nueva versión de su título con bonos o contenido para usar dentro del juego, pero esta sería la primera ocasión que vemos a un fabricante de hardware ingresar a la batalla del mercado de segunda mano. Sabiendo que la siguiente PlayStation aún está lejos de ser lanzada,  lo mejor es tomar esta noticia con escepticismo y tener la esperanza de que no se implementará en la PlayStation 4.

RELATED

Comentarios