Los famosos tienden a estar a la vanguardia de la moda, y en los recientemente concluidos Premios Grammy, la bella Carrie Underwood apareció en escena para interpretar “Blown Away” y “Two Black Cadillacs” vistiendo un singular “vestido de proyección”, que es un vestido color marfil de ‘Theia Couture’. Este vestido permite que una serie de imágenes animadas se proyecten sobre él, como si ella estuviera vistiendo una pantalla de proyección.

Definitivamente algo diferente a lo usual, y el espectáculo de Carrie Underwood demostró al mundo cómo una idea simple puede ser ejecutada de excelente forma, ayudándola a mejorar lo que podría haber sido una actuación monótona, y no es que no nos haya gustado su actuación en la entrega de premios. Desafortunadamente, hay un gran punto negativo en usar el vestido, ya que Underwood permaneció anclada a un segmento de escenario, lo que limitaba su movimiento. Interesante pieza de alta costura, ¿pero qué les parece? ¿Cuánto estarían dispuestos a pagar por algo así?

RELATED

Comentarios