Prótesis robótica convierte a hombre en habilidoso baterista

robotdrummer

¿Qué harías si te creciera una extremidad adicional? ¡Tomar ventaja de eso por supuesto! Jason Barnes de Atlanta, quien desafortunadamente sufrió la amputación de su brazo derecho por debajo del codo desde hace dos años, recibió una prótesis robótica, en donde este brazo robótico en particular es capaz de manipular un par de baquetas. La primera baqueta es controlada con señales eléctricas emitidas por los músculos superiores del brazo, mientras que la otra se puede sintonizar de acuerdo a la música que se reproduce, además de que tiene un algoritmo que ayuda a improvisar en su propio ritmo. No es el General Grievous en el universo Star Wars, pero estamos en camino a llegar a eso.

Supongo que se podría decir que Jason Barnes ahora es un baterista de tres brazos, ¿no? La prótesis se basa en una técnica que es conocida como electromiografía, en donde puede recoger señales eléctricas de los músculos superiores del brazo. Tensar un bíceps le permite a Barnes controlar un motor que permite mover la prótesis de brazo, además de determinar su tensión. Un motor controla la baqueta autónoma que ha sido agregada al brazo robótico, posiblemente convirtiéndola en la envidia del resto de los bateristas.