Microsoft casi integra Kinect en la Xbox One

Xbox-One-early-sketches

Cuando Microsoft anunció la Xbox One el año pasado, sin duda fue un lanzamiento muy controversial. Hubo características de la consola que se sentían limitantes, y también estaba su precio que con USD $499 se convirtió en una píldora difícil de tragar, al menos en comparación a la PlayStation 4 que tenía un precio 100 dólares más barato.

Microsoft justificó esto diciendo que la Xbox One venía con el sensor Kinect, por lo que costaba más, que reconocemos parecía algo bastante justo. Sin embargo, menos de un año después Microsoft tomó otra decisión polémica que fue sacar un paquete sin Kinect, haciendo que la consola sea más barata para los jugadores.

Sin embargo, en una entrevista con Develop, el diseñador de la Xbox, Carl Ledbetter, reveló que tal vez el problema con Kinect no hubiera sido tan grande debido a que en un momento Microsoft consideró integrar Kinect con la consola. De acuerdo a Ledbetter, la razón por la que Microsoft decidió no hacerlo fue simplemente por razones estéticas.

De acuerdo a lo que comentó en la entrevista, “En realidad fabricamos modelos de eso. Nos preguntamos, ¿podemos ponerlo todo en uno? ¿será que funcionará? La tecnología todavía no estaba ahí. Cuando tienes algo más grande que el sensor, la gente no va a querer ponerlo cerca de la televisión, es demasiado grande.”

Es una perspectiva interesante tener Kinect integrado en la consola, aunque como Ledbetter señala, tal vez hubiera sido demasiado grande y difícil de manejar para la sala de estar, lo que podría haber provocado que los jugadores no compraran la consola. En fin, ¿ustedes qué opinan? ¿Les hubiera gustado que el sensor Kinect viniera integrado en el cuerpo de la consola?

Tags :