El recorte de precio de la Xbox One no logró atraer a algunos jugadores

xbox-one-640x365

Mucho se habló el año pasado cuando Microsoft reveló que venderían la Xbox One con Kinect por USD $499.99. Eran 100 dólares más en comparación al precio de la PS4 de Sony. Algunos pensaron que la consola rival se alejaría en ventas debido a su precio, en cierta medida eso se ha hecho realidad. Las ventas de la PS4 han superado las de Xbox One, causando que Microsoft ofrezca una Xbox One sin Kinect por USD $399.99. Pero parece que ese recorte de precio no fue atractivo para todos los jugadores.

Una encuesta fue recientemente realizada por Dealnews. Preguntaron a más de 1,000 jugadores si estaban dispuestos a comprar la Xbox One ahora que se ofrece por USD $100 menos que antes. Una impresionante mayoría, 79 por ciento para ser más precisos, dijo que no están interesados en la consola a pesar del recorte en su precio. Sólo el 21 por ciento restante dijo que probablemente ahora si la adquirirán.

Microsoft podría haber pensado en un principio que los clientes verían el valor agregado que ofrece Kinect, así que decidieron vender la consola a un precio más alto en comparación a su competidor directo. Después del recorte en el precio los analistas especularon que el movimiento podría derivar en un incremento en las ventas de la Xbox One. Pero evidentemente hay un subconjunto que todavía no está interesado en la consola aún cuando se ofrece a un precio inferior.

Sabemos que poco más de 1,000 jugadores no necesariamente reflejan los sentimientos de toda la base de fans de la Xbox One, pero sin duda es posible que este sentimiento exista en los potenciales compradores de la consola alrededor del mundo que optan por la PS4 en lugar de la consola de Microsoft.

¿Ustedes qué opinan? ¿Están interesados en comprar una Xbox One después de su baja de precio, o están más interesados en una PS4?

Tags :