El perro Derby depende de prótesis impresas en 3D para moverse

derby-paw

Aunque ya hemos visto el poder de la mente demostrando la capacidad de controlar partes biónicas como manos y brazos, las cosas no son tan complejas cuando se trata de nuestros amigos de cuatro patas, o niños peludos como algunas personas le llaman a los perros. Derby es un perro que nació con deformaciones en sus dos patas delanteras, lo que hizo que sus movimientos fueran extremadamente difíciles (y dolorosos de ver), sin dejar de mencionar que era imposible que pudiera seguir a un conejo o una pelota. Gracias a las maravillas de la impresión 3D de prótesis, Derby el Husky ya puede correr.

Después de ajustarle dos prótesis, que son hechas a medida usando software para esculpir en 3D, Derby ahora puede moverse y ser más móvil e independiente. De hecho, la mejor parte es que Derby comenzó a correr justo cuando le colocaron las prótesis. Este proyecto en particular es parte del refugio sin fines de lucro Peace and Paws, y sin duda hicieron algo muy bueno. Esto fue posible gracias a ayuda de 3D Systems, en donde para llegar al producto final se tuvieron que hacer varias versiones hasta lo que pueden ver en la imagen de arriba.