Probando el robot RoboHon de Sharp

robohon-1

[CEATEC 2015] Japón sin duda tiene una buena cantidad de caprichos y locuras, justo como cualquier otro país con su propia identidad. Bueno, solemos asociar a Japón con robots gigantescos además de invenciones modernas, y aquí tenemos un dispositivo convergente que tiene esa cuota de extravagancia. El RoboHon de Sharp es diferente al resto simplemente porque este robot prototipo en particular puede funcionar como un smartphone, ¿qué les parece eso? ¿O deberíamos llamarlo un smartphone que tiene funciones robóticas? Tu eres el que decide, pero tal vez este podría ser el comienzo del mundo de los Transformers.

Obviamente el RoboHon ha sido nombrado así por la combinación de “robot” y “phone”, en donde llegará a las tiendas japonesas en algún momento de la primera mitad del año próximo. Será de aproximadamente 20 centímetros de altura y vendrá con una cámara de reconocimiento facial, un proyector integrado y una pantalla LCD de 2″ con resolución de 320 x 240 en la parte posterior. Otras herramientas de comunicación incluidas son un micrófono, un altavoz y un sistema de reconocimiento facial y de voz, conectividad Wi-Fi y LTE.

El robot RoboHon es capaz de responder a las instrucciones cuando quieras hacer una llamada a otras personas, para capturar una foto de forma improvisada, o incluso hacer una pequeña actuación que sin duda dibujará una sonrisa en tu rostro después de mostrar una imagen a través del proyector. En el piso de exhibición vimos un video del RoboHon en acción, en donde se puede hacer un comentario sobre un paisaje, como una puesta de sol, y probablemente asentirá con la cabeza que está de acuerdo con lo que dices – aunque está por verse si es parte de la composición para estar de acuerdo con su dueño o si tiene las capacidades avanzadas de un sistema de inteligencia artificial realmente astuto. Además de eso, en el video también se muestra que te consuela cuando estás deprimido.

Similar al Bocco en algunas maneras, puede informarte de mensajes y llamadas entrantes con voz, y si quieres que responda a un mensaje de texto, solo habla con el RoboHon y podrá hacer un trabajo decente en traducir voz a texto. Usarlo como teléfono principal no sería muy cómodo, así que es más bien para diversión.

Aunque lo vimos colgado alrededor del cuello, diría que no es el método óptimo de transportarlo, incluso con las imágenes que muestran al RoboHon como si fuera el collar de una dama – lo que sin duda haría que requieran de un masaje al final del día tomando en consideración que RoboHon pesa 390 gramos. La mejor forma de transportar a RoboHon es en una mochila o en una bolsa de mensajero, y pobre de ti si dejas caer por accidente a RoboHon. Sin duda se siente mucho menos sólido que tu smartphone regular, así que podría acabar rompiéndose sus piernas, manos o peor, su cuello. Básicamente la sensación que deja su calidad de fabricación es que aún tiene mucho espacio para mejorar.

Tags :