En China actualizan los 16 Gb de tu iPhone a 128 Gb por solo $90

iphone

Es uno de los tradicionales frenos para que las opciones de iPhone con menor capacidad sean los más vendidos: la gran diferencia de precio entre los modelos con 16 Gb de almacenamiento interno y los de 65 o 128. Ahora hay tiendas en China que te actualizan el disco duro del smartphone de Apple por un precio sustancialmente menor del que supondría pagar la diferencia entre ambas versiones de manera oficial.

Apple sigue empeñada en martirizar a quienes no pueden permitirse versiones de sus iPhone con mayor capacidad de almacenamiento. Espacio para guardar fotos, vídeos, películas, aplicaciones… que no tarda en alcanzar su límite, con la consiguiente frustración y los quebraderos de cabeza para borrar o guardar en otro sitio lo que guardamos (acumulamos) en el móvil.

El salto que hay entre las versiones de iPhone con 16 y 64 Gb es en ocasiones complicado para algunas economías y el llegar al de 128 Gb de capacidad es directamente un imposible por la diferencia en centenares de euros que toca abonar por disponer (eso también hay que reconocerlo) de cuatro u ocho veces más disco duro.

Como siempre, hay algún avispado que desde China puede sustituir tu escueta memoria de 16 Gb por una envidiablemente enorme de 128 Gb pidiéndote a cambio $90, una cantidad razonable y sensiblemente inferior a la que tendrías que abonar en caso de querer llegar a esa capacidad a través de la tienda Apple. Basta con disponer del componente adecuado (la tarjeta de memoria) y el instrumental para que al menos una tienda de reparaciones de China esté comenzando a ofrecer por primera vez esta “actualización” no oficial.

El truco está en aprovechar un curioso fallo detectado en el software de Apple que facilita hacerle aceptar una memoria de tipo NAND. El proceso de “actualización” apenas dura una hora aunque implica el riesgo de dejar que un operario ande toqueteando en el interior del iPhone sustituyendo la memoria de estado sólido de casa por otra que la reemplaza. Cualquier fallo podría inutilizar el terminal y por supuesto no lo cubriría la garantía.

La tienda que ofrece esta posibilidad afirma haberlo llevado a cabo sin mayores complicaciones en más de 70 unidades, con lo que además atesoran experiencia en ello.

Y todo por la cabezonería en Cupertino de no ponerle una ranura para tarjetas de memoria al cacharro.

Tags :