Todos los gadgets de James Bond reunidos en un único vídeo

Cuando estamos a tan solo un puñado de horas de poder ver la siguiente entrega de las aventuras del más famoso agente al servicio secreto de Su Graciosa Majestad ha llegado el momento de repasar con este exhaustivo vídeo la abundante retahíla de los más singulares dispositivos que a lo largo de los años han permitido a James Bond llegar vivo al final de la jornada para salvar al mundo del mal.

Muchos de ellos disparatados (hemos tenido hasta coches invisibles), otros ridículos (una góndola motorizada) en el apartado de vehículos pero buena parte del arsenal de chismes varios que en cada ocasión proporcionaba a James Bond el fiel Q han terminado convertidos en realidad.

La minicámara espía con la que fotografiar planos del enemigo, el localizador que permite seguir la pista al sospechoso, el automóvil manejado a distancia desde un teléfono móvil… todos ellos pasaron en su momento del cine al mundo real, superando en la mayoría de ocasiones lo que previamente (años, décadas atrás, incluso) la gran pantalla nos había ofrecido de la mano de las trepidantes aventuras del agente con licencia para matar.

En el siguiente vídeo puedes ver todos los gadgets aparecidos en las películas de James Bond, resultando curioso comprobar algunos de los más clásicos (esa tira con monedas oculta en el doble fondo del maletín) o incluso los inspirados en secuencias míticas del Séptimo Arte (esas ruedas que serían la envidia del carro de Mesala en “Ben-Hur”, evolucionadas décadas más tarde en un láser) pasando por la mortal reinterpretación de los ochenteros llaveros que pitaban cuando silbabas para localizarlos.

Relojes (Rolex primero, Omega después, por supuesto), cámaras (ese detalle de aprovechar la inscripción “007” para ubicar en el cero de en medio la lente) y grabadoras han sido tradicionalmente los objetos más socorridos para dejar volar la imaginación de los diseñadores e ingenieros que trabajan a las órdenes de Q procurando crear siempre los objetos más inesperados que terminaban invariablemente salvando la película en el momento más comprometido.

Por tener, hemos tenido incluso un minisubmarino unipersonal con forma de cocodrilo o un disfraz de manta raya y hasta una gaita flamígera . Un total de 193 gadgets bondianos que a partir de este viernes superarán, seguro, los 200. Y lo que queda.

Tags :