El ejército USA ya está trabajando en la aeronave que sustituirá a los helicópteros

futurecopter

¿Cómo será el helicóptero del futuro? Todo hace sospechar que se parecerá poco al que conocemos hoy día y que podría guardar alguna semejanza más con futuristas prototipos que hemos vislumbrado alguna vez en el cine o los videojuegos. Haciendo gala de su visión de futuro en Estados Unidos de América el ejército ya trabaja en el desarrollo de esos aparatos que dentro de años, quizá décadas, tomen el relevo de los actuales helicópteros.

Las claves son despegue vertical y maniobrabilidad. Son las dos grandes ventajas del helicóptero sobre el avión pero todo es susceptible de mejorar aún más y en ello trabaja el Pentágono con un proyecto denominado FVL, iniciales de Future Vertical Lift (Futura Elevación Vertical). La intención es promover esta iniciativa a largo plazo sin buscar un impulso inmediato a los contratistas de Defensa sino más bien inspirar la creatividad de los ingenieros, aunándolo con el avance tecnológico a fin de provocar un auténtico cambio disruptivo.

Es la primera vez en que el Pentágono está pidiendo directamente a la industria que que desarrolle un nuevo tipo de helicóptero tan innovador que quizá ya no encaje bajo esa denominación.

El reto no es nada sencillo puesto que hay que evolucionar las distintas soluciones que ofrecen los helicópteros actuales, lo que hace pensar que tampoco habrá un único “helicóptero del futuro” sino probablemente una importante innovación en el campo de la propulsión vertical que podrá adaptarse a distintos vehículos para cumplir diferentes cometidos.

Estamos hablando de un proyecto cuyo margen temporal rondará en el mejor de los casos los 15 años antes de que comencemos a ver algún progreso en el mismo, mientras se deja para un momento posterior quizá cuestiones como el coste y la facilidad técnica para producir el vehículo resultante a escala industrial.

Leslie Hyatt es el director de producto del proyecto  FVL y explica que se necesitan helicópteros capaces de efectuar maniobras y alcanzar velocidades imposibles para los existentes en la actualidad, señalando como pista definitiva que con toda seguridad la solución más práctica y posible tendrá que ver con los rotores giratorios, similares a los que aparecen en la ilustración sobre estas palabras, permitiendo una capacidad de aterrizaje y despegue vertical en combinación con unas elevadas velocidad y maniobrabilidad en vuelo, aunque las limitaciones de la física tradicional de la aviación no serán sencillas de superar para lograrlo.

Se trata de poder trasladar a grandes distancias pesadas cargas a gran velocidad… pudiendo además despegar y aterrizar sin necesidad de una pista como la que necesitaría un avión, bastando un área despejada como lo que requiere un helicóptero.

Por el momento los dos candidatos son el V-280 Valor de Bell Helicopter y el SB-1 Defiant de Sikorsky.  El primero, construido en colaboración con Boeing, es en realidad un híbrido de aeroplano y helicóptero con dos rotores gemelos capaces de girar sobre sí mismos 90 grados para permitir el desplazamiento vertical. Volará por primera vez en 2017. El segundo, fruto de la colaboración también con Boeing, es más cercano a un helicóptero tradicional y consigue las ansiadas velocidades superiores mediante dos rotores que giran en direcciones opuestas, a lo que se añade un propulsor posterior.

 

 

 

Tags :