Volando alrededor de la Estatua de la Libertad con un jetpack o mochila voladora

jetpack

El protagonista del vídeo que os mostramos a continuación es doblemente envidiable. Primero por disponer de una mochila voladora que parece funcionar bastante bien y que le permitirá sortear los atascos. Segundo por haber podido hacer algo que sólo está a la altura de Superman: volar alrededor de la Estatua de la Libertad.

El vídeo tiene pinta de ser real y nos llevaríamos una gran decepción si fuera un fake porque dado que el futuro ya no es lo que era y que ni hay coches voladores ni pasamos las vacaciones en la Luna o en Marte y que los androides programados para el placer ni están ni se les espera ¿qué menos que poder disponer de una mochila voladora para darnos un garbeo?

En el caso del protagonista del vídeo ha elegido el espectacular marco de la confluencia del East River con el Hudson, justo donde ilumina el mundo la antorcha de la Estatua de la Libertad en torno a la que vuela con su jetpack. Aguas frías si todo falla y hay que hacer un amerizaje de emergencia, pero la luz de atardecer arranca destellos dorados de Lady Liberty así como del cercano skyline de Manhattan.

El vídeo se corresponde con la demostración de uno de estos artefactos de vuelo individual obra de la empresa JetPack Aviation, desde donde se explica que realmente el único dispositivo que merece la denominación de jetpack (literalmente “mochila a reacción“) es el que construyó Williams/Bell entre finales de los 60 y principios de los 70, puesto que el resto de dispositivos similares creados desde entonces en realidad no empleaban un motor de propulsión a chorro sino cohetes propulsados por H2O2, capaces únicamente de una autonomía de unos 30 segundos mientras que en el caso de los desarrollados por esta empresa la autonomía es de unos 10 minutos.

Si pasado ese tiempo no has aterrizado o en medio del vuelo hubiese algún fallo la versión definitiva (la del vídeo es aún un prototipo) dispondrá de un paracaídas que frenará el descenso.

jetpack

La altitud máxima a la que se puede llegar son 3.000 metros (sí, tres mil) y la velocidad máxima que puede alcanzar uno de estos jetpacks es de 160 km/h.

El dispositivo desarrollado por JetPack Aviation sí se correspondería con un motor similar al de los reactores y al de los jetpacks originales.

Tags :