Implantes LED subcutáneos: lo último en modificación corporal

led

En la larga tradición de alterar el aspecto del cuerpo humano mediante tatuajes, piercinsgs, escarificaciones y demás faltaba aliarse con la tecnología de última generación. Ahora es posible gracias a las luces LED que, colocadas bajo la piel, se iluminan otorgando cierto aspecto de cyborg inédito hasta ahora.

Gracias a la combinación de diminuto tamaño, escaso consumo energético y gran autonomía de las baterías es posible convertir en realidad el sueño de quienes alguna vez han tenido ilusión por sentir como alguna parte de su cuerpo se iluminaba.

Denominados “biohackers”, los chicos de Grindhouse Wetware ya habían conseguido un implante subcutáneo tecnológico bastante aparatoso, de un tamaño similar al de un móvil, que un individuo, Tim Cannon, llevó en su antebrazo durante dos años. Su siguiente “criatura” es bastante más discreta en tamaño, pero no en visibilidad.

Northstar V1 es el nombre que le han puesto a un dispositivo del tamaño de una moneda que contiene media docena de LEDs que se iluminan con la proximidad a alguna fuente magnética. El resultado es ciertamente inquietante una vez que dicho objeto queda implantado bajo la piel.

Y la evolución no acaba aquí. El equipo de Grindhouse Wetware quiere añadir funciones biométricas en siguientes generaciones de su implante a fin de que puedan obtener lecturas de niveles de azúcar en sangre, tensión arterial y similares, que enviarían mediante Bluetooth al smartphone del usuario portador del implante.

Hasta que llegue ese momento parece que van a tener más clientela entre los aficionados a la modificación corporal, no solo por llevar unas luces bajo la piel sino porque también puede servir para iluminar los tatuajes. Imagina llevar grabado en la piel el rostro de una persona o una criatura y que sus ojos puedan encenderse.

A continuación te mostramos un vídeo (aviso para estómagos débiles: contenido explícito de una intervención quirúrgica menor) en el que se muestra el rápido proceso por el que se abre una pequeña incisión (previa anestesia local) en el dorso de la mano y en pocos minutos el implante Northstar V1 queda ubicado en su emplazamiento.

Tags :