Amazon Storywriter, herramienta gratuita y en la Nube para guionistas

adapt2

Los escritores, guionistas y demás creadores están de enhorabuena. La mayor tienda online de libros pone a su disposición de manera completamente gratuita una potente herramienta de edición y escritura añadiendo la opción de poder remitir a la propia empresa los guiones resultantes para su consideración dentro de Amazon Studios.

Amazon Storywriter es la herramienta gratuita que Amazon pone al alcance de los escritores para facilitarles algo esencial si quieren que sus guiones lleguen algún día a ser considerados por un estudio, más allá del talento que hayan depositado en la obra: el propio formato en que se presenta.

Soportando diversos tipos de archivo y fuentes, Storywriter da formato al guión a medida que el autor lo va escribiendo, al tiempo que lo guarda online en la propia Nube de Amazon, además de quedar accesible mediante una aplicación para Chrome así como versiones para Mac y PC.

No es la primera vez que Amazon presenta una herramienta que facilita la escritura y el formato del documento resultante para los guionistas puesto que en 2013 presentó Storybuilder, una versión virtual de las fichas que suelen emplear los escritores para construir la estructura de sus tramas.

Pero además ahora Amazon Studios, que se fundó en 2010 como forma de promover la creación y buscar nuevos guiones para producciones televisivas y cinematográficas, ha visto como evolucionaban las condiciones que ofrecía a los creadores por las exclusivas por sus obras, llegando a pagar en la actualidad hasta $55.000 por un guión televisivo y $200.000 por uno cinematográfico como opción durante los primeros 45 días desde que se sube a su Nube, pudiendo extender esa opción preferente de adquisición por $10.000 durante dos períodos consecutivos de 18 meses.

Es precisamente esta intención de proveerse de nuevas creaciones lo que ha llevado a Amazon a desarrollar Screenwriter de manera que los aspirantes a vender un guión a Amazon (o a cualquier otro estudio) ya tengan solucionada la cuestión del propio formato en que se presenta el guión, una cuestión a la que no están acostumbrados los neófitos en el asunto y que facilita sobremanera la revisión por parte de los encargados de seleccionar qué quedará relegado al olvido y qué quedará inmortalizado en la pantalla.

 

 

Tags :