Recorre NY con una “alfombra voladora”

aladino

Aún faltan unos cuantos meses para Carnaval pero como hombre precavido vale por dos el protagonista del vídeo que os mostramos a continuación ya tiene preparada la parte sin duda más espectacular de su disfraz de Aladino: la alfombra voladora. Y para probarla ha salido a dar una vuelta por Nueva York.

No vuela a demasiada altura… en realidad, seamos honestos, no vuela de verdad, pero el efecto es uno de los más conseguidos hasta el momento para tratarse de un monopatín con una alfombrilla por encima.

Una efectiva mezcla de habilidad a la hora de disponer la “alfombra” y de destreza al colocarse sobre el conjunto mientras este se desplaza tienen la culpa de que

Los responsables de todo son Jesse Wellens y Casey Neistat, que llevan tiempo disfrutando (y mostrándolo a través de su videoblog) de unos singulares monopatines dotados de motor eléctrico que se maneja a través de un mando a distancia inalámbrico.

El ocupante debe correr con la destreza al manejar los giros pero ya no necesita impulsar al conjunto, lo que permite, con el “disfraz” adecuado como en este caso, lograr un efecto tan espectacular que deja con la boca abierta a todos los viandantes con los que se cruza Jesse en su periplo por Manhattan.

Teniendo en cuenta la escasa distancia que permiten las ruedas de monopatín, el efecto está más que conseguido al jugar con la apariencia de quedar suspendido sobre el suelo mientras se desplaza a toda velocidad. Como además debido a los motores eléctricos el ocupante no tiene que impulsarse como sucede habitualmente con los monopatines, el efecto se consigue sin más esfuerzo, aunque hay que reconocer el mérito en la ejecución y especialmente la ocurrencia.

Tags :