Google Glass patenta un nuevo (y extraño): de gafas a monóculo

google glass

El registro de una nueva patente de Alphabet sobre las Google Glasses ofrece una inesperada sorpresa por la peculiar modificación de su diseño al dejar de parecer unas gafas para asemejarse más a... bueno, la verdad es que ni siquiera sabemos muy bien a qué.

Podríamos decir que Google Glass evoluciona para pasar a convertirse en un monóculo en lugar de unas gafas, pero lo cierto es que tampoco cuadra con el diseño tradicional de un monóculo… y del examen de la ilustración que acompaña el registro de la patente tampoco termina de deducirse cómo será la sujeción del dispositivo.

Aunque realmente nunca estuvieron anunciadas con una fecha concreta para convertirse en un producto comercial como cualquier otro, lo cierto es que hace ya más año y medio que presuntamente las gafas inteligentes de Google iban a estar a la venta y por el momento son contados los que han podido hacerse con una unidad, formando parte además de programas específicos dirigidos a desarrolladores, creadores y caprichosos.

No hace mucho apareció el rumor que apuntaba a 2016 como el momento en el que finalmente llegarían al mercado, aunque con una importante modificación de su diseño que incluso prescindiría de la minipantalla para valerse de una interfaz auditiva que emplearía la transmisión intracraneal.

Ahora una patente muestra un dispositivo que ya no tendría el aspecto de unas gafas como Google Glass sino más bien el de unas gafas rotas de las que sólo habría sobrevivido una mitad, en concreto la patilla y la parte que queda sobre el ojo. La pregunta está clara: ¿cómo se sujeta? pues al parecer con una banda ajustable, a modo de diadema o cinta para la frente, que el usuario ajustaría para llevar el conjunto con comodidad y sobre todo con el visor (sí, pese a los rumores continúa habiendo una minipantalla) ubicado sobre el ojo.

Tags :