Podremos recorrer Chernobyl sin temor a la radiación gracias a un documental VR 360º

Salvo para aventureros que hayan decidido que no van a tener descendencia y que no les importe brillar en la oscuridad un paseo a fondo por Chernobyl no parece demasiado recomendable por lo que quienes sienten curiosidad por recorrer la zona agradecerán una iniciativa como esta que lo permitirá gracias a un documental grabado con técnicas de inmersión con imágenes envolventes.

Denominada “Zona de Alienación“, un radio de unos 30 kms alrededor de Chernobyl y Pripyat aún permanecían vedados al acceso hasta que el gobierno ucraniano decidió abrirlo al denominado “turismo nuclear” en 2011.

Aprovechando esa circunstancia, una productora polaca, The Farm 51, han decidido desmitificar la zona (o quizá aumentar precisamente el mito) grabando un documental VR con vídeo envolvente 360º de ese área de exclusión de Chernobyl. La experiencia inmersiva queda garantizada gracias a las técnicas de grabación mediante fotogrametría y vídeos estereoscópicos que permitirán al espectador recorrer los rincones de la ciudad abandonada pudiendo fijarse a voluntad en todos los detalles del entorno que tenga alrededor.

El propósito de la productora es tener terminado el documental VR enabrol de 2016, a tiempo para el 30º aniversario del accidente nuclear. Según expresan desde la productora uno de sus intereses es recoger el estado actual de un emplazamiento que por la comprensible falta de mantenimiento está en peligro constante de colapso de forma que los edificios deshabitados y abandonados pueden derrumbarse en cualquier momento.

La productora ha viajado en diversas ocasiones a Pripyat, con los adecuados permisos, para llevar a cabo grabaciones y mediciones del lugar que permitan la reconstrucción virtual del lugar. Especialmente han podido acceder a partes del complejo industrial y de los reactores de la propia planta nuclear a los que no tienen acceso los turistas que llegan a aquel lugar.

Gracias a las técnicas de fotogrametría pueden reconstruir modelos virtuales de la zona a los que aplicar las texturas obtenidas mediante grabaciones 3D a fin de generar el modelo más realista jamás imaginado de Chernobyl y su entorno, empleando filmaciones 360º para las partes más complicadas de generar.
Tags :