Twitter estudia una modificación de la cronología del TL: ¿los últimos serán los primeros?

twitterlogo

 

Reconozcámoslo: acostumbrarse el funcionamiento de la red social del pajarito no es precisamente intuitivo, lo que ha motivado tradicionalmente un elevado índice de abandono por parte de usuarios incapaces de comprender cómo moverse entre tuits, RT, FAVs, menciones… y especialmente en el galimatías que para algunos supone un timeline de cronología inversa. En Twitter creen que pueden remediar al menos este último punto.

En ocasiones el carácter tan dinámico de Twitter y su TL de cronología inversa, con el último mensaje en la parte superior y los más antiguos en la parte inferior, pueden llegar a confundir a algunos usuarios que, por ejemplo, piden aclaración sobre algo que con posterioridad (es decir, más arriba, y no más abajo como solemos leer un texto) habría quedado aclarado.

Es sólo una de las características de Twitter que confunden a algunos (bastantes) no de sus usuarios habituales (que también) sino especialmente a aquellos que desorientados terminan por abandonar la plataforma.

Fuentes internas (y anónimas) de Twitter habrían informado de que en la red social se está trabajando en un modo de remodelar esta cuestión para que los tuits anteriores aparecieran “más arriba”. El propósito no es directamente invertir la cronología del TL sino priorizar aquellos contenidos de mayor calidad para que no queden sepultados bajo los tuits posteriores.

Se trataría de aplicar un algoritmo que determine qué tuits merecen “salir a flote” al estilo de lo que ya han introducido, con cierto éxito y buena acogida, bajo el enunciado “mientras no estabas”-

No deja de ser un síntoma de que el consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, no teme introducir novedades rupturistas en la red social, como acreditarían, de llegar a concretarse, los rumores sobre una posible ampliación de la longitud de los tuits más allá de los 140 caracteres, aunque ese “exceso de cabida” quede limitado a las menciones o los enlaces, que no se incluirían en el cómputo.

Se trata de modificaciones que algunos de los más puristas no comparten pero que quizá sean la tabla de salvación de una red social que desde hace ya demasiado tiempo mantiene una tasa mínima de crecimiento y no termina de obtener grandes beneficios derivados de la monetización, razones por las que debe ampliar sí o sí su base de usuarios.

 

 

Tags :