TF-X, un coche volador, consigue el visto bueno de EEUU para realizar pruebas en el aire

coche volador

La Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos, acaba de dar el visto bueno a la compañía Terrafugia para que comience a realizar pruebas en el aire con su coche volador, TF-X.

No obstante, para ser más exactos, la empresa tendrá que hacer sus testeos de vuelo con un réplica del coche diez veces más pequeña, lo que la convierte en una versión más limitada de tipo dron automático. Al tratarse de un modelo “a escala”, el sistema de vuelo es el mismo, al igual que la tecnología incorporada.

Así que hablamos de un aparato no controlado por humanos que puede alcanzar alturas de hasta 121 metros, y velocidades de un máximos de 160 kilómetros por hora. El permiso que posee la empresa les permite utilizar todo el espacio aéreo del país, aunque están obligados a estar en contacto continuo con las autoridades correspondientes.

La empresa Terrafugia pretende finalizar el desarrollo del coche volador entre 2023 y 2025, por lo que estas pruebas podrían provocar un avance más rápido en el proyecto.

El vehículo en cuestión, está pensado para tener un despegue vertical,  llegar hasta los 322 kilómetros hora y gozar de una autonomía de 880 kilómetros.

Con el tema de los drones, coches autónomos y demás, tan de actualidad, no es de extrañar que ahora le toque el turno al coche volador. ¿Tardaremos mucho en ver uno de ellos sobrevolando nuestras cabezas? El tiempo es el único que tiene las respuestas.

Tags :