Microsoft prepara una Xbox más delgada y barata para competir con AppleTV

xbox lite

La decidida apuesta de Apple por la renovación de su consola doméstica parece haber encontrado respuesta en Microsoft, que a pesar de contar con su Xbox pretende plantar cara al potencial rival ofreciendo una versión reducida en tamaño de su propia y exitosa videoconsola.

Al igual que ya sucedió hace años cuando Sony acertó al ofrecer versiones de tamaño reducido de sus PlayStation en Microsoft creen que la mejor forma de combatir a AppleTV es “jibarizar” su propia Xbox, abaratándola de paso. De hecho ya en 2013 se plantearon lanzar al mercado una Xbox Lite que finalmente no llegó a convertirse en realidad.

Ahora el rumor se aproxima a un concepto que sin duda sería atractivo puesto que no se trata simplemente de convertir la misma consola en un dispositivo de menor tamaño sino de, al igual que AppleTV, aproximarla más al ecosistema de dispositivos móviles puesto que no podríamos jugar en esta miniXbox a los mismos juegos que en Xbox One sino a los que a modo de apps están disponibles en la tienda de aplicaciones Windows Store.

De esta forma no se produciría un reemplazo por la actual Xbox One (que, por otra parte podría recibir una reducción de tamaño en 2016) sino que se trataría de otra consola complementaria, no una sustituta.

Esto permitiría añadir otro dispositivo desde el que poder acceder a las app del ecosistema Windows Store además de desgajar las opciones de acceso a plataformas como Netflix o Hulu que ya permite Xbox One y que quedan fuera del alcance de Microsoft para todos aquellos potenciales clientes que no están interesados en el resto de prestaciones de su videoconsola pero que sí podrían estar más dispuestos a adquirir esta otra hipotética consola doméstica.

Sería un interesante contendiente que podría plantear una facción más en la batalla entre Chromecast y AppleTV por el control del salón. Al tratarse de dispositivos de tamaño reducido (casi ínfimo en el caso del “pendrive HDMI” de Google, especialmente en su última generación) resulta inevitable para Microsoft el recurso a un dispositivo físicamente mucho más reducido que la actual videoconsola, por no hablar del precio, más del doble que el AppleTV y casi diez veces más caro que Chromecast.

A cambio la gran ventaja para Microsoft es que su consola doméstica funcionaría con Windows 10, que sería aún más multiplataforma que nunca.

 

 

 

 

 

Tags :