Zuckerberg está programando un asistente inteligente “como Jarvis, el de la mansión de Tony Stark”

jarvis

Cada año al fundador y CEO de Facebook se marca un propósito que comunica (cómo no) a través de Facebook. El de 2016 es programar (se presume que sin compañía de otros) un nuevo asistente inteligente capaz de ayudar a gestionar tareas domésticas y de responder a nuestras órdenes al estilo de lo que hemos visto hacer en su mansión a Tony Stark en las películas de Iron Man y Los Vengadores.

Así ha sido como lo ha descrito el propio Zuckerberg, “parecido a Jarvis”, que es como se llama el asistente doméstico de Tony Stark popularizado por las mencionadas películas.

El antecedente más cercano que tenemos es el conocido Siri de los dispositivos móviles Apple, Iris en Android o Cortana en Windows, pero el asistente inteligente que tiene en mente Mark Zuckerberg y que probablemente quede integrado en el ecosistema cada vez más amplio y complejo en torno a Facebook, quiere ir más allá.

En un primer momento el “Jarvis” que Zuckerberg quiere programar sería únicamente para que le ayude en su propio domicilio, es decir, que inicialmente sí se trataría de un asistente no solo personal sino único, como Jarvis, porque sólo tendría como “amo” al propio Zuckerberg, quien ha manifestado que esta inteligencia artificial programada por él mismo no estaría destinada a su uso personal, pero cuesta creer que de tener éxito no intente trasladarlo a un uso más amplio (y que además sea una potencial fuente de ingresos).

Mediante una publicación en su propio muro de Facebook, Zuckerberg ha explicado sus intenciones, que inicialmente pasan por programar un sistema capaz de entender su voz y comprender sus órdenes a fin de poder controlarla temperatura, iluminación, reproducción de música, franquear la entrada a sus amistades mediante reconocimiento facial… además de poder ayudarle con diversas tareas en su trabajo, incluyendo trabajar en realidad virtual y realidad aumentada.

El fundador de Facebook insiste en plantearlo como reto personal, por lo que se encargaría él mismo de toda la programación y afirma que nos mantendrá informados de sus progresos.

Anteriormente otros de sus propósitos de nuevo año fueron leer dos libros cada mes (compartiendo en su muro de Facebook sus observaciones al respecto de cada obra, a modo de club de lectura) y aprender chino mandarín, de lo que pudo presumir recientemente ofreciendo una conferencia de alrededor de una hora sin apoyo de documentos hablando en dicho idioma.

Tags :