Google reconoce 272 fallos graves en las pruebas de su coche autónomo

Google

Los vehículos autónomos de Google habrían tenido al menos 13 accidentes entre septiembre de 2014 y noviembre de 2015 en California (EEUU), si los conductores que viajan dentro por motivos de seguridad no hubiesen intervenido para impedirlo. Así lo ha declarado la compañía.

Y es que las compañías que desarrollan vehículos autónomos pueden solicitar permiso para probarlos en las carreteras públicas de California, que entre otras cosas exige que los fabricantes desglosen los fallos y problemas que han presentado sus vehículos durante las pruebas.

Gracias a estos informes es como hemos conocido que el coche autónomo de Google o los propios conductores, desconectaron el piloto automático en 341 ocasiones durante los 682.000 kilómetros recorridos entre septiembre de 2014 y noviembre de 2015, y de ellas, 272 se debieron a algún fallo técnico, ya sean problemas en las comunicaciones o en algún sensor o sistema como podrían ser los frenos o la dirección. Ésto hizo que el conductor de prueba se hiciese inmediatamente con el control del vehículo.

Destacables son las 13 ocasiones en las que el conductor tomó el control del volante evitando de esta manera el choque que se hubiera producido de haber continuado el vehículo con su conducción autónoma.

¿Qué paso entonces en los casos en los que se detuvo el piloto automático y que no fueron causados por ningún tipo de fallo? Según explica Google a The Guardian, en esas 69 ocasiones la iniciativa fue de los propios conductores que toman esa decisión si creen que el coche no está preparado para afrontar la situación. Suponemos que serían muchas más, pero Google tan sólo está obligada a informar de las situaciones en las que está justificada esa actuación.

Tags :