La NASA crea un equipo de defensa contra asteroides

asteroide

Múltiples películas de Hollywood nos han permitido confiar en Bruce Willis para salvar el planeta si un día sufre la amenaza de un pedrusco gigante del espacio exterior que se dirija ominosamente hacia nosotros. Pero el hombre está ya alcanzando una edad y más vale buscar una fórmula que le permita jubilarse, de modo que hay que alabar la decisión de la agencia espacial para montar la PDCO: Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria.

La NASA ha oficializado el equipo de detección de objetos potencialmente peligrosos que surcan el espacio y que podrían suponer un riesgo para nuestro planeta. Dotado de un presupuesto de 50 millones de dólares,la PDCO (Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria) ha multiplicado por más de 12 la asignación de 4 millones de dólares con que arrancó sus actividades iniciales la oficina que en 2010 inició la tarea que podría salvar (literalmente) a nuestro planeta… o en el peor de los casos darnos tiempo para poner en orden nuestros asuntos antes de despedirnos de todo.

Más de 3.000 asteroides de más de 300 metros cuadrados de superficie ya han sido detectados y controlados, lo que supone el 90 % de los que “rondan nuestro vecindario” ahora el equipo de PCOD va a centrarse en detectar y catalogar otros asteroides con tamaños a partir de 40 metros con el propósito de poder alertar de potenciales impactos y ayudar a las agencias gubernamentales a coordinarse entre sí.

Parte también de su cometido será aconsejar sobre las contramedidas necesarias en caso de una amenaza seria, algo que según indican desde la NASA no es inminente pero prefieren comenzar a prepararse para formular posibles soluciones a esa situación.

Una de esas contramedidas dependerá del resultado de la misión que se lanzará en 2020 con el objetivo de alterar la dirección de un asteroide y que permitirá confirmar empíricamente si es posible emplear la masa de otro objeto para modificar levemente la trayectoria de un asteroide de su órbita original.

También está prevista una misión conjunta NASA-ESA (Agencia Europea Espacial) que explorará otra alternativa al mismo problema: hacer chocar otro objeto con un asteroide para modificar su trayectoria.

Tags :