Christoph Laimer Tourbillon, el primer reloj suizo impreso en 3D

Christoph Laimer Tourbillon

La versatilidad de las impresoras 3D no dejan de sorprendernos día a día, si hace algunas semanas mostramos Picarv, una impresora 3D capaz de convertir fotografías en figuras 3D, en esta ocasión nos llega la creación de Christoph Laimer, el primero en conseguir producir todos los elementos de un reloj funcional gracias a una impresora 3D.

Y es que la idea de fabricar un reloj en 3D no es nueva, pero Laimer ha sido el primer usuario en lograr que todos los elementos estén impresos en 3D, haciendo uso de plásticos, algo que hace que desde luego no sea el reloj más preciso del mundo.

Toda la información necesaria para que cualquiera pueda reproducir su singular éxito ha sido publicada, dando como resultado un reloj, aunque no de pulsera, que hace uso de un mecanismo tourbillon y que es funcional. Eso sí, tiene una limitación, su vida útil tan sólo alcanza los 30 minutos, y sus grandes dimensiones provocan que su funcionalidad no sea la más eficiente.

Las piezas de forman este reloj han sido fabricadas en un material de plástico que había sido impreso previamente por una impresora  en 3D, a excepción de algunas clavijas fabricadas en metal que sirven para sujetar el conjunto de materiales que forman este particular reloj.

En la actualidad Christoph Laimer además de acercar esta tecnología a todo aquel interesado en fabricar sus propios relojes con este tipo de tecnología, está trabajando para que la autonomía de su nuevo reloj mecánico aumente hasta convertirse en un reloj eficiente.

Tags :