Amazon por tierra, aire… y mar

barcos amazon

La gran mayoría de las mercancías que se fabrican en China llegan al resto del mundo a bordo de barcos similares al de la imagen sobre estas líneas, que surcan los océanos cargados de contenedores repletos de millones de productos y objetos con una etiqueta "Made in China". Una de las mayores tiendas online del mundo, Amazon, no quiere permanecer ajena a ese suculento negocio.

Dado que es una de las empresas que mayor cantidad de mercancías mueve a diario por todo el planeta no es de extrañar que con el tiempo Amazon haya ido generando su propia flota de camiones, aviones… y ahora barcos.

En concreto grandes buques transoceánicos de carga que la división asentada en China de la misma va a poder gestionar al haber obtenido la autorización para ello por parte de la Comisión Marítima Federal que habilita a la empresa como intermediario de transporte oceánico autorizado, lo que significa que además de mercancías propias también va a poder transportar mercancías para otras empresas, lo que permitirá a los socios de Amazon en China que sus productos crucen el Pacífico con unos costes más competitivos de lo que sucedía hasta ahora.

El coste de transporte oceánico está en uno de sus precios más bajos de los últimos tiempos, puesto que trasladar de un extremo a otro del Pacífico un contenedor de 12 metros de longitud capaz de albergar unos 10.000 productos cuesta unos $1.300, lo que se traduce en 13 céntimos por unidad o $10 por el transporte de un televisor de pantalla plana de gran tamaño. El resto de los costes suele provenir de las labores de carga, descarga y clasificación de contenedores en los puertos de destino.

Y aquí es donde Amazon cree que puede reducir considerablemente dichos gastos aplicando las técnicas que tan buenos resultados le están proporcionando en sus grandes almacenes de mercancías. A lo largo del tiempo han sido capaces de refinar sus técnicas de automatización de dichas tareas tanto por la parte del hardware como por la del software, trasladando esa reducción de costes alcanzada al mundo de los contenedores  marítimos.

Recordemos también que Amazon ha iniciado la formación de una flota propia de camiones y otra de aviones por lo que está cada vez más cercana su transformación en una empresa de logística que además de los beneficios para el propio negocio le podría reportar unos interesantes ingresos por efectuar esos transportes para terceros.

 

Tags :