LG G5, que se presenta el próximo 21 de febrero, podría sorprender con su diseño

LG-G5

Tras el lanzamiento de su último teléfono de alta gama, LG V10, en octubre de 2015, los rumores acerca de su próximo dispositivo ya han comenzado, y algunos medios surcoreanos aseguran que se tratará del LG G5 y que será un teléfono con diseño modular.

Eso sí, el hecho de que sea un teléfono con este diseño no quiere decir que vayamos a poder sustituir todas sus piezas por otras. De acuerdo con la información recibida por CNET en coreano, lo que LG quiere es que el LG G5 sea un teléfono con diseño uniboby, es decir que el cuerpo sea de una sola pieza, lo que en principio impediría que la carcasa trasera pudiera extraerse. No obstante y a pesar de ésto, la firma coreana también quiere que el usuario pueda retirar la batería del terminal para poner otra, y de ahí la idea de crear un diseño modular de forma que la batería se pueda retirar por el borde inferior del dispositivo con sólo desmontar una pieza.

Debido a este curioso diseño, la disposición de los botones de volumen también se vería modificada volviendo a un lateral y no en la trasera como era habitual desde el LG G2, y podría contar  con un escáner de huellas dactilares en la parte posterior.

En cuanto a la imagen de arriba, es un recreación digital realizada por CNET siguiendo las descripciones de una persona que asegura haber visto el terminal, sin embargo los detalles referidos a las especificaciones se mantiene en secreto. Se habla de un procesador Snapdragon 820, y doble cámara trasera para un gran angular.

De momento no queda más que esperar hasta el 21 de febrero para salir de dudas, pues con toda probabilidad la compañía presentará el LG G5 junto a otras novedades.

Tags :