El exCEO de Mozilla presenta un navegador web con bloqueador de publicidad incorporado

Brave

En los últimos meses ha comenzado de nuevo la vieja polémica sobre la intromisión de la publicidad en la experiencia de la navegación por Internet y cómo el bloqueo de los anuncios podría dar al traste con los ingresos de los creadores de contenido, abocándolos a un futuro poco halagüeño. La posibilidad de instalar herramientas que bloqueen las inserciones publicitarias da ahora una vuelta de tuerca con la presentación de un nuevo navegador que lleva incorporada de origen dicha función.

Se trata de Brave, un nuevo navegador presentado por Brendan Eich, anterior consejero delegado de Mozilla, por lo que parece que algo debe saber el hombre sobre este sector. Y como navegadores ya hay unos cuantos la mejor forma de diferenciarse si accedes al mercado con un nuevo producto de este tipo es responder a una de las demandas que con el tiempo se han ido convirtiendo en más relevantes para los usuario: evitar las molestias que en ocasiones produce la publicidad online.

Dicho y hecho, Brave es un navegador que incorpora de serie un bloqueador de publicidad online

Eich abandonó Mozilla tras conocerse en 2014 que había realizado donaciones a la campaña que tuvo lugar en California para que se aprobase una legislación que cancelase el matrimonio entre homosexuales. Desde entonces ha estado centrado en lo profesional en el desarrollo de este nuevo navegador que se ha propuesto hacernos más fácil la navegación eliminando los molestos anuncios publicitarios, es decir, aquellos que realmente interfieren en la navegación, además de ralentizarla o simplemente consumir valiosos megas de nuestros siempre exiguos planes de datos.

De este modo Brave pone el acento en dos importantes cuestiones: privacidad y velocidad. La publicidad suele valerse de las cookies que envían información sobre nuestros hábitos de navegación a fin de mostrarnos anuncios sobre productos y servicios que puedan interesarnos. Evitando la publicidad también evitamos la salida de este información desde nuestros navegadores.

Y toda esta ausencia de publicidad redunda, como hemos avanzado, en una navegación más veloz, entre dos y cuatro veces más rápida, además de un menor consumo de datos para quienes se conectan desde dispositivos móviles.

Eich añada que para conseguir efectos similares con otros navegadores no queda más remedio que añadir distintos plugins además de configurarlos adecuadamente. Brave se encarga de todo ello desde el primer momento sin tener que configurar nada.

En el siguiente vídeo puede comprobarse la diferencia entre la navegación “normal” y la misma experiencia con un móvil que tiene instalado el navegador Brave.

Tags :