Los analistas preven que el iPhone 7 no tendrá un incremento en las ventas como en anteriores generaciones

iphone 7 ventas

Todos los años la demanda de los smartphones de Apple experimenta una curva descendente progresiva hasta llegar a otoño, cuando aparece el nuevo modelo del año y tiene lugar un pico que además se sitúa en un nivel superior al del pico del año precedente. Pero este patrón podría quebrarse por primera vez en 2016 puesto que algunos analistas ya apuntan a que ese incremento en las ventas cuando aparezca el iPhone 7 no se produciría con la suficiente entidad como para superar lo sucedido en años anteriores.

Prácticamente todos los análisis sobre la evolución de la demanda de los smartphones iPhone coinciden en que 2016 será un año en el que las ventas no solo no serán tan espectaculares como en años anteriores sino que incluso serían inferiores. Y algunos análisis de última hora incluso estiman que se quedarían por debajo de las ventas que obtuvo el pasado año la llegada de los iPhone 6 y iPhone 6S.

Esto supone una ruptura llamativa con la evolución que hasta ahora han trazado las ventas de los iPhone, especialmente en el año posterior al “modelo S”, el modelo que continúa con el mismo diseño exterior que el modelo que supone un rediseño y añade un aumento en prestaciones internas. Este año toca modelo completamente nuevo por lo que sería esperable un incremento sustancial de las ventas, teniendo que cuenta que además las del pasado otoño fueron menores de las esperadas… pero no parece ser ese el futuro que vislumbran los analistas.

Hasta el momento la peor caída en la estimación de ventas de los iPhone 7 rondaban el 8 % pero ya comienza a manejarse estimaciones que elevan la caída hasta un 10 %. Pero ampliando aún más la estimación parece que la curva ascendente del smartphone de Apple ya acaba y comenzará el inicio de su posible declive puesto que se manejan previsiones para 2018, cuando teóricamente llegue el iPhone 8, en que la curva se habrá convertido en una línea plana.

Estas estimaciones están en consonancia con la evolución de un mercado global del smartphone que está próximo a alcanzar su madurez en todo el mundo. En paralelo se estima que en China e India, donde comienza ahora una brillante expansión de Apple, no sería lo suficientemente potente como para compensar la ralentización de la demanda de los nuevos iPhone.

Tags :