EEUU considera a los ordenadores de los coches de Google como conductores

Google

La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), entidad reguladora de los vehículos estadounidenses, ha publicado un comunicado en el que ha indicado que los sistemas de inteligencia artificial que se encargan de conducir los coches autónomos de Google, pueden ya ser considerados como conductores según la ley federal de los EEUU.

Esta decisión de la Administración Nacional de Transporte por carretera marca sin duda un gran momento para Google y el resto de la industria automotriz, tras la carta que presentó la compañía en noviembre planteando dicha cuestión, y exigiendo mayor claridad acerca de la palabra “conductor”.

Los principales fabricantes de automóviles y empresas de tecnología están compitiendo en la actualidad para desarrollar y comercializar vehículos autónomos. y todos los participantes en esta carrera por la auto-conducción se quejan de que las normas de seguridad estatales y federales están impidiendo la realización de pruebas y el eventual despliegue de estos vehículos. California, ha propuesto un proyecto de normas que requieren que un conductor con licencia atienda al volante de los coches autónomos.

Si ahora la inteligencia artificial del coche es considerada como conductor a efectos legales, se estaría dejando el camino libre a Google y el resto de los fabricantes. Aún así esta agencia indicó que Google aún tendrá que cumplir ciertos requisitos para poder acelerar la implantación de este tipo de coches, por ejemplo los sistemas de frenado que podrían activarse con los pies de ser necesario.

Asimismo NHTSA dice que ahora “la siguiente cuestión es cuándo y si Google podrá certificar que el sistema de conducción autónoma puede cumplir los requisitos de un estándar desarrollado y diseñado para aplicarse a un vehículo con un conductor humano”.

Entre las dudas que transmitieron los responsables de la NHTSA está la gestión de los sistemas que los coches están obligados a tener, alertas en salpicadero y presión de ruedas entre otros.

En los próximos meses se intentarán gestionar este tipo de temas en coches autónomos, pero lo que está claro es que para su implantación en las carreteras todavía faltarían años.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad