Marca india vende un smartphone por $5 (sí, cinco) entre acusaciones de copiar al iPhone

adcom

Los teléfonos de bajo coste (y bajo precio) están alcanzando límites casi incomprensibles para los occidentales. Es el caso que nos ocupa pero la controversia llega por las acusaciones que se están lanzando contra el fabricante de haber copiado con poco disimulo el popular smartphone de la manzana mordida. Pero ¿podría bastar esa razón para explicar tan bajo precio?

No has leído mal el precio ni nos hemos equivocado nosotros. La marca india Ringing Bells ha lanzado al mercado el smartphone Freedom 251 por un precio equivalente a 5 dólares. Promete ser el testimonio más ejemplar de una iniciativa que quiere potenciar los dispositivos fabricados en India y de hecho inicialmente su precio se anunció en 500 rupias (equivalente a $7) pero finalmente incluso se ha podido rebajar hasta 251 rupias (de ahí el nombre), el equivalente a $5.

Se trata de un smartphone con pantalla de 4 pulgadas de 960×540 píxeles de resolución, procesador de cuatro núcleos a 1,3 GHz, 1 Gb de RAM, 8 Gb de capacidad para almacenamiento interno, cámara trasera de 3,2 megapíxeles y frontal de 0,3 megapíxeles, conectividad a Internet 4G,WiFi, Bluetooth y GPS, todo ello movido por Android 5.1.

La empresa fabricante se muestra orgullosa del que es su dispositivo de referencia con el que quieren “revolucionar la industria”. Ringing Bells quiere tener listo el móvil para du distribución a finales de año, por lo que procederán a ensamblarlo en la propia India con componentes procedentes del extranjero.

El ínfimo precio se explica por los fuertes subsidios concedidos por la administración como parte de la mencionada campaña para potenciar los dispositivos fabricados en el propio país. Pero desde que en días recientes se han difundido las primeras imágenes del mismo no han tardado en alzarse las voces que lo tachan de clon del iPhone.

La publicación Hindustan Times, que ha recibido un modelo para su evaluación ha difundido la imagen que acompaña esta información en la que no figura el etiquetado de RInging Bells sino el del importador de dispositivos tecnológicos Adcom, correspondiente a un modelo que se vende en diversas páginas web por 4.000 rupias (unos $60).

La sensación que queda es que este Freedom 251 no se trata más que de un clon del iPhone reetiquetado en el que no ya es que se haya “fusilado” el smartphone de Apple sino que tampoco se ha contado con el permiso de quien fabricó inicialmente esa copia.

Tags :