Tras un año en el espacio el astronauta Scott Kelly es 5 cms más alto y 8 milisegundos más joven que su hermano gemelo

scott kelly

Ha sido uno de los experimentos más interesantes y potencialmente instructivos sobre cómo afecta al ser humano la estancia en el espacio. A lo largo de un año Scott Kelly ha vivido en la Estación Espacial Internacional mientras en tierra permanecía su hermano gemelo Mark, también astronauta. Scott acaba de regresar al planeta y ahora toca comparar sus parámetros vitales, orgánicos, fisiológicos... para obtener uno de las más exhaustivos análisis sobre los efectos en el organismo de la estancia en  el espacio durante periodos prolongados de tiempo.

Han sido exactamente 340 los días que Scott Kelly ha pasado en gravedad cero a bordo de la ISS mientras que su hermano gemelo Mark permanecía sobre la superficie terrestre. Ahora llega el momento de medir hasta la última característica de ambos para tener una de las más precisas informaciones sobre cómo responde el organismo humano a la vida en el espacio.

Dos efectos han resultado llamativos, uno de ellos fácilmente mensurable incluso con carácter previo, y el otro previsible pero sorprendente por su magnitud final. La diferencia entre la velocidad de desplazamiento de la rotación terrestre y la velocidad a la que se mueve la ISS ha hecho que al ser considerablemente mayor esta última, y en cumplimiento de la Teoría de la Relatividad General enunciada por Albert Einstein, el gemelo que se ha desplazado a mayor velocidad ha experimentado los efectos de la dilatación temporal por lo que comparativamente el tiempo ha transcurrido más despacio para él. En concreto Scott es 8 milisegundos más joven que su hermano gemelo. Y así será para siempre salvo que Mike pase un año en el espacio.

Lo que sí será reversible, y es la diferencia más notable, son los 5 cms. de altura que a ganado Scott como consecuencia de la ausencia en el espacio del tirón gravitatorio que hace que en órbita la columna vertebral pueda crecer al no estar sometida al peso de nuestro cuerpo en atracción hacia el núcleo de la Tierra. Pero este efecto será temporal puesto que con el transcurso de apenas unos meses el efecto de la gravedad terrestre volverá a “encoger” los discos intervertebrales que se han expandido durante este año.

Este ambicioso experimento comenzó en realidad hace dos años puesto que los hermanos Scott y Mike comenzaron a ser objeto de pruebas y mediciones un año antes de que el primero de ellos fuese lanzado al espacio para su estancia en la ISS, y además de los diversos controles y experimentos de que ambos han sido objeto a lo largo  de estos 340 días aún queda al menos otro año de nuevas pruebas para determinar cómo es el regreso a la normalidad de Scott y si finalmente, tras ese periodo de readaptación a la vida en la superficie terrestre, se detectan diferencias significativas con respecto a su hermano.

Los resultados serán esenciales en la programación de futuras misiones en órbita dado que la estancia en el espacio afecta a distintas facetas: deterioro de la vista debido al diferente comportamiento de los fluidos oculares en microgravedad, debilitamiento y atrofia muscular debido a la menor gravedad que hace que el peso sea menor y por tanto también sea menor la fuerza requerida para desplazamientos y movimientos diversos, por no hablar de los efectos psicológicos o de coordinación y rendimiento físico.

No es la la estancia de Kelly la de mayor duración pero sí la que ha contado con un mayor número de exámenes además de contar excepcionalmente con la posibilidad de comparar con su hermano gemelo Mark que ha permanecido en la Tierra. A nadie se le oculta que este experimento será sin duda esencial no solo para la continuidad de la exploración humana del espacio sino determinante de cara a una posible misión tripulada a Marte, debido a su larga duración, ya que en el mejor de los casos y con la ventana de lanzamiento más favorable y la más avanzada tecnología de propulsión los viajes de ida y de vuelta durarían varios meses (un mínimo de 6 a 9 meses cada uno en completa ausencia de gravedad) sin contar con la estancia en el planeta, que también sería de varios meses, aunque allí ya hay una gravedad 1/3 de la terrestre.

Tags :