Posibles olas de metano en Titán

olas de metano

La sonda Cassini nos ha enviado a lo largo de su misión distintas imágenes de una zona de Titán, una de las lunas de Saturno, que en comparación con otras fotografías de la misma zona tomadas a lo largo de varios años muestra la aparición y desaparición de unos misteriosos "destellos" cuya naturaleza podría haber quedado resuelta.

En el año 2013 las imágenes de la zona denominada Mar de Ligeia en Titán mostraban unos destellos que no aparecían en imágenes de la misma zona tomadas con anterioridad, en 2007. En 2014 otra serie de imágenes volvía a mostrar dicha zona sin los destellos que en enero de 2015 volvieron a ser fotografiados en el mismo lugar. Ahora los científicos han propuesto una posible solución que respondería a este enigma de los “destellos” que aparecen y desaparecen: se trataría de grandes olas de metano.

La forma en la que la sonda Cassini “ve” la superficie de Titán es a través de señales de radio que atraviesan la densa atmósfera y “rebotan” de forma diferente en función de si encuentran una superficie plana (en la imagen, tonos más oscuros) u ondulada (en la imagen, tonos más claros). De ahí que al aparecer en algunas de estas fotografías los “destellos”, asignados a superficies muy onduladas, y que aparecen y desaparecen, la respuesta que más parece convencer a los científicos que están analizando la cuestión es que se trataría del oleaje de un mar de metano.

 

Ese oleaje intermitente se produciría como consecuencia de los cambios estacionales que se viven en Titán, cuyo período de traslación alrededor del Sol dura 30 años, por tanto hablamos de estaciones de 7,5 años terrestres de duración. Tras tanto tiempo de una temperatura estable, el cambio que se avecina (actualmente Titán está a punto de que el verano llegue a su hemisferio norte) produciría grandes movimientos en forma de viento que ocasionarían ese intenso oleaje.

Así los “destellos” que aparecen en las fotos se verían acompañados de “luces tenues” que se corresponderían con la espuma de alguna sustancia sólida que flotaría sobre esas olas de metano. Lo curioso es que no hay muchos elementos capaces de flotar sobre metano líquido.

Ahora la expectativa está puesta en abril de 2017, que será el momento en el que la sonda Cassini regrese a las proximidades de esta luna de Saturno para que nos proporcione nuevas imágenes y quién sabe si así logremos resolver definitivamente el misterio.

 

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad