Histórica victoria al Go frente a un humano de la inteligencia artificial de Google

go

Muchos recordamos casi con temor el día en que un ordenador fue capaz de ganar jugando al ajedrez a un gran maestro. La espectacularidad de derrotar a Gary Kasparov quizá fue en su momento más mediática que lo que ha sucedido ahora en Corea del Sur entre el campeón mundial de Go y AlphaGo, la inteligencia artificial desarrollada por Google, quizá porque el Go no es tan conocido como el ajedrez, pero precisamente la naturaleza de este juego de origen oriental hace que esta victoria sea aún más determinante en la consecución de una inteligencia artificial cada vez más potente.

DeepMind es la unidad de Google destinada a profundizar en la consecución de la inteligencia artificial y recientemente han conseguido derrotar con un programa denominado AlphaGo a Lee Se-Dol, el campeón mundial de Go.

Después de 3:28 horas de partida y cuando aún tenía 28 minutos disponibles en su cronómetro, el representante humano en esta contienda se retiró, renunciando en un enfrentamiento que tenía como premio nada menos que 1 millón de dólares que se embolsaba el vencedor.

A diferencia de lo que sucede en el ajedrez, donde las múltiples posibles jugadas permiten a un ordenador convenientemente entrenado poder asignar probabilidades, analizar partidas anteriores y pronosticar posibles movimientos futuros a una velocidad y con una capacidad imposibles de alcanzar para un ser humano, en el Go la dificultad añadida proviene de una capacidad muchísimo mayor de posibles jugadas, de forma que se requiere un nivel especialmente de intuición y evaluación que no está al alcance de los ordenadores más potentes. De ahí que este reto entre AlphaGo y Lee Se-Dol resulta especialmente relevante por ser la primera vez en que un programa consigue equipararse en estos aspectos al funcionamiento del cerebro humano hasta el punto de ser capaz de derrotar al campeón mundial de la disciplina.

See-Dol ha admitido estar impresionado por su derrota aunque también afirma no arrepentirse de haber participado en este enfrentamiento, reconociendo que AlphaGo le sorprendió en el arranque de la partida y al efectuar algunos movimientos inesperados.

Con todo la partida ha concluido pero no el campeonato. Hoy habrá otra oportunidad de comprobar si el hombre vence a la máquina o viceversa y aún habrá otras partidas el fin de semana y el martes de la semana que viene.

Tags :