Apple podría haber pasado ya lo peor de su bajón de ventas

iphone sales

Durante los últimos meses del pasado año los más oscuros pronósticos se cernían sobre la marca de la manzana mordida en relación a su decreciente índice de ventas. Ahora los analistas comienzan a avisar de que en Cupertino podrían tener la luz al final del túnel más cerca de lo que inicialmente se pensaba.

El informe trimestral de beneficios de Apple del último trimestre de 2015 permitió a los analistas establecer un pronóstico no demasiado halagüeño sobre las perspectivas que podrían esperar en cuanto a ventas de iPhone para 2016.

Los iPhone 6S y 6s Plus no añadían grandes novedades sobre sus antecesores que permitiesen mantener el intenso ritmo de ventas y la llegada del iPhone 7, supuestamente en otoño de 2016, parecía demasiado lejana. La curva de ventas transitaba una senda descendente pero además no se veía a medio plazo que remontase el vuelo. El diagnóstico era que habían llegado a su pico máximo los grandes beneficios procedentes de las ventas de iPhone, que supone casi un 70 % del total de los beneficios de Apple, y ahora tocaba empezar a vender menos.

Ahora un nuevo flujo de información, procedente de los analistas de Wall Street que examinan el comportamiento de la cadena de producción en China de los dispositivos Apple arrojan nuevos datos que sustentan un pronóstico favorable para Apple puesto que se estaría aumentando el ritmo de fabricación de componentes necesarios para ensamblar los terminales de la marca. De hecho los propios suministradores afirman que están produciendo a ritmos mucho mayores de los que nunca han alcanzado anteriormente.

Incluso algunos de estos suministradores han emitido comunicados con su previsión de crecimiento anual en los que afirman estar ante un importante crecimiento con respecto a años previos, concretando especialmente que será en la segunda mitad del año cuando tenga lugar un pico mayor.

La conclusión parece clara: gran producción orientada al iPhone 7 del que se mantendrían expectativas de ser un auténtico superventas, o por lo menos en Apple han encargado una muy importante cantidad de terminales de su nueva generación de smartphone.

Mientras estamos a poco más de una semana del evento ya anunciado por Apple para el 21 de marzo en el que presumiblemente se desvelará un nuevo smartphone de la marca que podría denominarse iPhone 5SE (quizá por Special Edition) que acomodaría en la carcasa del iPhone 5S las prestaciones del iPhone 6S (excepto la pantalla 3Dtouch), un dispositivo del que se estima que podría alcanzar unas ventas iniciales de 10 millones de unidades.

Tags :