Ni 5 ni 6: simplemente iPhone SE

se

Finalmente Apple presentó hoy su nuevo iPhone y tenemos una de cal y otra de arena: por fuera presenta idéntico aspecto al popular iPhone 5S, por dentro ofrece prácticamente las mismas prestaciones que el iPhone 6S. Lo mejor de dos mundos: las características del último modelo en un tamaño más compacto y con un diseño que sigue enamorando.

Apple habría jugado con acierto la baza de continuar ofreciendo un smartphone con un tamaño algo más reducido de los superventas casi en el segmento de los phablets pero sin olvidar dotarlo de la mayor potencia disponible. Y es que aunque desde hace año y medio los iPhone han crecido de tamaño en Cupertino se han acordado de quienes prefieren dispositivos de tamaño más compacto y han optado por enriquecer su gama de smartphones con un modelo cuya pantalla se “conforme” con una diagonal de 4 pulgadas.

Este modelo llevaba tiempo en los mentideros como el rumor sobre una alternativa en iPhone no tanto a modelos mucho más económicos (decididamente no es el siempre rumoreado iPhone low-cost) pero sí permite disponer del llamado “escalón de entrada” o modelo de acceso que sitúa su precio por debajo de la gama actual, los iPhone 6S y 6S Plus.

Supone el iPhone SE una cierta ruptura con la actual familia que se identifica con el número 6 puesto que no asume el diseño de bordes redondeados sino que apuesta por continuar con el diseño inaugurado nada menos que en 2010 por el iPhone 4, con cantos rectos y en aluminio, unas líneas que a pesar del tiempo transcurrido no han pasado de moda, siguen teniendo una legión de adeptos y parece que aún vamos a tener entre nosotros por lo menos otro año.

A cambio, y a diferencia de lo que suele ser habitual cuando Apple presenta un nuevo modelo, no nos ofrece un recorte en las prestaciones más atractivas, especialmente la potencia del procesador y la capacidad en megapíxeles de la cámara, sino que en un alarde de “más en menos” contiene en la carcasa más reducida de tamaño del iPhone 5 (ó 5S si recordamos que el iPhone SE incluye el botón TouchID) casi toda la potencia que se presentó como novedad hace tan solo unos meses al aparecer los iPhone 6S y 6S Plus.

Se trata del procesador A9 de 64 bits combinado con el procesador de gestión del movimiento M9 y la cámara iSight de 12 megapíxeles con lo que podemos resumir afirmando que el iPhone SE es un iPhone 6S con piel de iPhone 5S. De hecho la potencia que ahora lleva dentro este dispositivo, casi indistinguible por fuera de un iPhone 5S, le hace ser el doble de veloz en proceso de datos y el triple en gestión de gráficos que dicho modelo, además de mejorar la eficiencia energética.

La cámara iSight de 12 megapíxeles permite la grabación de vídeos en resolución 4K (3840×2160 píxeles) además de capturar fotos panorámicas de hasta 63 megapíxeles. Hay que recordar que no se incluye en la pantalla la tecnología 3Dtouch presente en los iPhone 6S y 6S Plus, además de que la resolución de la pantalla de 4 pulgadas se mantiene en 1.136×640 píxeles.

Dos novedades del iPhone SE son la inclusión del método de pago Apple Pay gracias a la inclusión de la tecnología NFC y derivado del aumento de potencia la opción de que el asistente vocal inteligente esté siempre disponible sin necesidad de presionar el botón,  por lo que bastará con decir en voz alta “oye, Siri” para activarlo y poder realizarle las peticiones deseadas.

Disponible en cuatro acabados, el tradicional blanco/metalizado, negro/gris espacial y los nuevos dorado y rosa y en capacidades de 16 (489 €) y 64 Gb (589 €), en España puede reservarse a partir del día 29 de marzo y estará en las tiendas a principios de abril.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad