Esta pequeña barca fueraborda funciona con energía solar y puedes transportarla sobre el techo de tu coche

solarskiff

Su nombre en inglés deja poco lugar a dudas si lo traducimos al español. SolarSkiff significaría Esquife Solar y este tipo de embarcación se refiere al pequeño barco que lleva una embarcación de cierto tamaño para que la tripulación se aproxime a tierra o para otras labores.

Se trata por tanto de una solución modesta pero válida para determinados usos recreativos de escasa exigencia, y principalmente pensada para aguas tranquilas (lagos, ríos, embalses…) limitándose su uso en el mar a puertos o zonas con ausencia de oleaje significativo.

Ve descartando, por tanto, una travesía veraniega a alguna solitaria cala menorquina pero aun así habrá un buen número de posibles usuarios a quienes convenga una solución como la que plantea SolarSkiff por dos cuestiones esenciales: tamaño compacto (lo que facilita su transporte) al medir 2,4×1,2 metros y bajo consumo energético.

Haciendo gala de minimalismo, SolarSkiff ofrece una solución más que adecuada para usuarios amantes de la pesca en aguas someras y tranquilas por las que desplazarse sin prisa con un motor de 3 CV alimentado por baterías e iones de litio recargables mediante placas solares, con lo que se garantiza la recarga en medio de la naturaleza. También pueden recargarse en cualquier enchufe de 220V.

El peso conjunto del moto y las baterías es de 13,6 kilos y ofrece autonomía para unas 15 millas náuticas a velocidades de 1,5 nudos.

Hay dos modelos disponibles, el eléctrico recargable mediante conexión a la red ($4.250) y el que añade las placas solares ($5.250), con esloras bajo pedido de hasta 7,3 metros.

 

Tags :