Ya sabemos cómo es el Tesla Model 3

t 1

Pocos, muy pocos automóviles pueden presumir de haber recibido más de 130.000 reservas (a $1.000 cada una) antes de conocerse de manera oficial detalles sobre el mismo. Es el primer signo de la gran expectativa generada en torno al modelo con el que Tesla Motors pretende ampliar de forma decisiva el mercado mundial del automóvil eléctrico.

En Estados Unidos de América saldrá a la venta en 2017 y en Europa tendremos que aguardar hasta 2018 para poder adquirirlo (esperemos que para entonces haya por fin al menos un concesionario de Tesla Motors en España) pero la acogida al Tesla Model 3 parece que será espectacular. De hecho resulta significativo que antes incluso de presentar el automóvil gracias a las reservas Tesla Motors ya disponga de más de 160 millones de dólares provenientes de los clientes interesados en ser los primeros en recibirlo.

El propio fundador de la empresa, Elon Musk, se ha referido a este nuevo modelo como “un coche eléctrico asequible para el mercado de masas”, aunque convendría matizar que los 31.000 € que costará el modelo básico sólo resisten la adjetivación como “asequible” en comparación con los 65.000 € que cuesta el Model S (berlina de lujo) o los 120.000 € del Model X (todocamino de lujo) y que en cuanto a “las masas” sus ventas en USA durante el pasado año superaron las 50.000 unidades, que es una cifra más que destacable, pero tampoco parece que por la calle se los vaya encontrando uno incesantemente.

En cualquier caso contar con un modelo que abandona el segmento de las berlinas premium para apuntar al de las berlinas pequeñas sí asegura ampliar notablemente el universo de potenciales compradores y algunos ya empiezan a referirse al Tesla Model 3 como “el iPhone de los coches eléctricos”, un modelo que a pesar de no ser precisamente barato sí despertará el irrefrenable ímpetu aspiracional de un buen número de compradores para los que un precio relativamente elevado no será obstáculo para hacerse con el producto.

En la presentación recién efectuada se ha mostrado por primera vez el automóvil, que está aún en sus fases finales de desarrollo y que no podrá adquirirse hasta finales de 2017. Uno de los elementos que más preocupan e interesan al hablar de automóviles eléctricos tiene que ver con la dicotomía potencia velocidad. En el caso del Model 3 habrá una opción básica de batería que ofrecerá una capacidad de entre 75/90 kw/h con lo que se podrán superar los 450 kms de autonomía. Aún existirá la posibilidad más adelante de aumentar dicha capacidad, tanto por la propia mejora de la tecnología de las baterías como por la adición como extra de baterías adicionales que aumenten la distancia que podrá recorrerse con una sola carga. Además gracias a la tecnología de carga ultrarrápida de las estaciones Supercharger bastan unos minutos para obtener una recarga de las baterías. En cuanto a aceleración el Model 3 alcanza los 100 km/h partiendo desde parado en algo más de 5 segundos.

Su configuración de berlina de tamaño medio permite viajar cómodamente a cinco ocupantes y como su hermano mayor, el Model S, no encuentra competencia entre sus rivales en cuanto a capacidad de carga puesto que cuenta con dos maleteros, dado que el vano motor queda libre. La sensación en el interior es de gran amplitud a pesar del tamaño reducido con respecto a la gran berlina del catálogo de Tesla Motors por la presencia de un techo panorámico de cristal.

Por último el Model 3 también contará de serie con el sistema de conducción automática que permite que el conductor pueda desentenderse de guiar el automóvil, que llegará a su destino  sin problemas adaptándose a las condiciones de la vía y el tráfico.

Recordemos que en la actualidad en España los modelos más vendidos de automóviles eléctricos son los Renault Zoe/Nissan Leaf (dos modelos con la misma plataforma pero comercializados de manera diferenciada por las marcas francesa y japonesa gracias a la joint venture que mantienen), dos modelos del segmento de los utilitarios que cuestan unos 15.000 € y cuentan con una autonomía de 250 kms y por otra parte está el BMW i3, perteneciente al segmento de coches urbanos, que alcanza una autonomía de 150 kms y se vende por 35.000 €, un precio similar al que costará el Tesla Model 3.

Los rivales del Tesla Model 3 entre los coches con motor de combustión interna son automóviles como el Audi A4, el BMW Serie 3, el Mercedes Clase C mientras que entra en competición directa con la berlina eléctrica de tamaño medio de General Motors que en Estados Unidos y algunos mercados se comercializa como Chevrolet Volt mientras que en Europa y otros mercados se vende como Opel Ampera.

El gran desafío, no obstante, para que Musk consiga hacer realidad sus intenciones de convertir al Model 3 en un modelo “de masas” depende en gran medida de la gran fábrica de baterías que Tesla Motors posee en el desierto de Nevada, que deberá proveer a las más de 500.000 unidades de este vehículo que pretende fabricar anualmente.

t 2

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad