Card Phone de Orange: tamaño tarjeta de crédito, 35 gramos, 29 € y sólo puedes llamar y recibir llamadas

card phone

El antismartphone. Así podríamos denominar a este teléfono móvil que recupera la esencia de este dispositivo puesto que sólo puedes comunicarte con el resto del mundo mediante la tradicional llamada de voz y en el caso de la mensajería a base de los buenos y viejos SMS, caídos en desuso y que hasta terminan formando parte de la oferta de los operadores con 500 ó 1.000 mensajes gratis al mes.

En determinados momentos nos sobra todo lo que los cada vez más potentes smartphones son capaces de ofrecernos. A veces nos basta y nos sobra con poder estar comunicados con el resto del mundo y todo lo que no se ciña a poder recibir o efectuar una llamada telefónica es lastre en nuestro bolsillo.

Momentos en los que queremos desconectar de la omnipresencia de la mensajería instantánea y de la cuasiobligación de estar permanentemente conectados a las redes sociales y el correo electrónico, práctica deportiva, viajes a lugares poco recomendables, circunstancias extremas de frío que nos obligan a llevar guantes que deberíamos quitarnos para algo tan simple como responder una llamada o incluso labores profesionales en entornos que pueden poner en peligro nuestro amado smartphone de varios cientos de euros son sólo algunos de los ejemplos en los que algunos usuarios preferirían disponer de un teléfono móvil menos frágil, con menos funciones o simplemente con botones físicos.

Para todos estos usos y otros muchos que se te puedan ocurrir algunos fabricantes han desarrollado terminales como el que ahora comercializa el operador Orange en España: Card Phone. Hace honor a su nombre al tener el tamaño de una tarjeta de crédito (y sólo algo más grueso que una), un minimóvil que puede utilizarse como teléfono secundario o accesorio mientras nuestro smartphone queda a buen recaudo por necesidad o por elección.

Hay quien aprovecha las múltiples apps de monitorización deportiva para registrar hasta el último aspecto de la práctica de su actividad favorita pero otros usuarios que prescinden de ese estricto control pueden encontrar un excelente aliado en este teléfono que les permitirá no quedarse incomunicados al tiempo que reduce el peso a cargar.  También hay ocasiones en las que los minibolsos y los vestidos sin bolsillos para fiestas y celebraciones resultan poco compatibles con los smartphones, especialmente ahora que cada vez son más populars con las pantallas cada vez más grandes.

Sería una excelente ocasión para dejar el smartphone en casa por una noche y salir ligera de peso puesto que Card Phone pesa sólo 35 gramos. y mide 86x55x5 mm. Tampoco “pesa” mucho en el bolsillo en el aspecto económico puesto que se trata de un terminal que Orange comercializa en España por 29 € o en 24 pagos mensuales de 1,12 €.

Para quien desee emplearlo como teléfono accesorio o secundario Orange facilita (por 4 € mensuales del servicio MultiSIM) una segunda tarjeta SIM (más 3 € por cada tarjeta que demos de alta, por si queremos tener más de un móvil operativo con la misma línea de teléfono, por ejemplo en el automóvil).

Su batería es de “sólo” 320 mAh, una cantidad que se nos antoja ridícula puesto que la de cualquier smartphone supera los 1.500 mAh fácilmente, pero recordemos que Card Phone tiene una pantalla monocolor de diminuto tamaño y no tiene que mover un sistema operativo que gestiona el “ordenador de bolsillo” en que se ha convertido el smartphone. Así este terminal es capaz de ofrecer autonomía suficiente para 2,5 horas de conversación y hasta 5 días en espera.

Además tiene agenda para 300 contactos, alarma, radio FM y conectividad Bluetooth para manos libres.

Tags :