Un simulador de la muerte, la última atracción que crea furor en Shanghái

simulador

Durante cinco minutos, recrea la muerte, incineración y posterior renacimiento del que se atreve a probar esta experiencia, y según el parque de atracciones que alberga el simulador llamado Xinglai, ya son miles de personas quienes han probado esta especie de crematorio virtual.

Y es que se trata de un simulador que recrea ese último momento de la vida y una incineración posterior, aunque afortunadamente la experiencia finaliza con el renacimiento.

El paso por esta especie de crematorio virtual tendría una duración de cinco minutos, cuesta 60 euros, y parece que está causando furor entre los chinos.

Los participantes pueden escribir sus últimos pensamientos y reflexiones que podrán ser guardadas o trituradas de acuerdo con lo que finalmente decidan. Después se acostarán en un ataúd situado en una falsa morgue y serán introducidos en un “horno” como si se tratara de una cremación, sensación lograda gracias a aire caliente y una luz que simula el fuego. La muerte da paso a la vida a través de un túnel blanco que simula el renacimiento.

Según cuenta Reuters, los creadores de la atracción desean ofrecer a los visitantes una manera de poner sus problemas en perspectiva y que enfrenten su vida de otra forma, además de perder el miedo a morir para poder enfrentarse con serenidad a ese trance. Yo la verdad no sé qué pensar, pero parece que quienes se han atrevido a probarlo aseguran que efectivamente les cambia su forma de pensar y ver la vida.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad