El FBI pagó un millón de dólares para acceder al iPhone de San Bernardino (y no encontraron nada)

money

Tanta controversia y sobre todo tanto dinero... para nada. Durante semanas ha sido la polémica tecnológica y jurídica al querer el FBI obligar a Apple a que desarrollase algún modo de acceder al móvil de uno de los terroristas autores del tiroteo de San Bernardino. Hace unas semanas supimos que la agencia había logrado acceder al mismo, poco después nos enteramos de que no se encontró ninguna información en su interior que pudiera ser de ayuda en la investigación. Ahora sabemos cuánto costó.

Un millón de dólares es el precio de acceder a un iPhone sin autorización de su propietario. En este caso ha salido todo ese dinero de las arcas del FBI que es tanto como decir del bolsillo de los contribuyentes estadounidenses.

Tras no conseguir que Apple se aviniera a desarrollar algún modo de acceder a un iPhone del que no se disponía del código de desbloqueo el FBI consiguió que una empresa israelí de seguridad lo consiguiera. Y no ha salido barato.

La parte negativa es que a pesar del esfuerzo (y del dinero) el resultado ha sido nulo puesto que no se ha logrado encontrar entre los archivos del dispositivo. El propio director del FBI ha mencionado que la cantidad abonada superaba el salario que ha percibido durante los siete años que lleva en su cargo, lo que da una cifra de 1,34 millones de dólares.

Según explican fuentes de The Guardian que han investigado esta cuestión, cualquier cantidad que se aproxime a las siete cifras sería “demasiado caro”mientras que la agencia de noticias Reuters señala que se trataría de la mayor cantidad jamás pagada por este tipo de servicios.

 

Tags :